Compartir
Publicidad
Publicidad

El Nissan GT-R y sus restricciones con la garantía: no cambies sus llantas, paga 1.000 dólares si vas a un circuito

El Nissan GT-R y sus restricciones con la garantía: no cambies sus llantas, paga 1.000 dólares si vas a un circuito
Guardar
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos tristemente acostumbrados a que los productos que compramos tengan cláusulas de utilización que van en contra de nuestros intereses. Muchos ordenadores llevan la famosa pegatina que nos dice que nos quedaremos sin garantía para abrirlo para, por ejemplo, ponerle más memoria. Con los coches ocurre algo similar, podemos abrir el capó pero las marcas se encargan que lo que allí encontremos no sean piezas estándar, sino que tengamos que adquirirlas directamente a la marca.

Mientras que algunos fabricantes de electrónica parecen haber tomado el camino de hacer más permisivas sus garantías, la sombra de nuevas y avanzadas cláusulas se acerca al mundo del automóvil.

Hace un par de meses conocíamos la limitación de velocidad a 180 km/h del Nissan GT-R, que sólo se podía superar en circuito, si el GPS del vehículo detectaba que estábamos en uno de ellos. Es una medida de seguridad, que puede tener opiniones a favor o en contra, pero al fin y al cabo de seguridad. El problema viene cuando nos enteramos de algunos detalles más: es necesario hacer una revisión que cuesta 1.000 dólares después de pasar por el circuito, de lo contrario perderemos la garantía, al menos esto es lo que afirma MotorTrend.

Otro punto polémico es que los circuitos deben estar aprobados por Nissan. Podemos pensar que de nuevo se trata de una medida de seguridad, aunque también podemos ser suspicaces respecto a qué pasa si “nuestro circuito” no le gusta a la marca nipona.

Nissan GT-R

Por último, las llantas y las ruedas. Un preparador japonés ha podido comprobar que es posible rotar las llantas del GT-R, e incluso cambiarle los neumáticos por unos que no sean run-flat. Sin embargo, no es posible cambiarle las llantas por otras distintas, ya que éstas llevan un identificador que le dice al coche si son originales o no. Si montamos unas que no sean de Nissan, el ordenador de abordo nos dará un error, aunque no nos explican qué implicaciones tiene (¿el coche no se mueve? ¿perdemos la garantía?).

Algo similar ocurre al cambiar ciertas partes del vehículo, ya que la ECU detecta modificaciones en la presión del turbo, algo que los tuneros japoneses están tratando de solucionar.

¿Cómo pueden afectar las garantías restrictivas a los coches?

¿Preocupante? Todo es relativo. La “necesidad” de realizar alguno de estos cambios al Nissan GT-R es mínima. La mayoría de sus compradores no tendrán ningún reparo en aceptar estas condiciones (quizás exceptuando la cara revisión despues de pasar por circuito).

Sin embargo, abre el camino de garantías restrictivas hasta llegar a puntos absurdos como el de las impresoras, cuya tecnología se desarrolla para jugar contra el usuario (cartuchos con impresiones limitadas en número y no en tinta, nada de utilizar cartuchos no originales, etc).

Hace unos años fui a por un recambio para las luces de mi coche a una tienda de recambios. Me preguntaron si tenía “el modelo viejo o el nuevo”, me dijeron que las del “nuevo” no las tenían porque la marca se había empeñado en hacerlas suficientemente complicadas como para que no sirvieran las estandar de toda la vida. La tecnología también puede servir para hacernos la vida más difícil: ¿y si sólo pudiésemos ponerle neumáticos comprados en el concesionario a nuestro coche? ¿O incluso de una determinada marca? ¿Y si el aceite, el anticongelante, el agua de los limpias y demás accesorios comienza a ir en “cápsulas” con un chip, como la tinta de las impresoras?

De momento esto son situaciones hipotéticas, tampoco nos vamos a echar las manos a la cabeza antes de tiempo. Pero no cerraremos el ojo, no vaya a ser.

Vía | autoblog.com
Más información | Motor Trend
En Motorpasión | Simón-GPS dice: aquí puedes correr todo lo que quieras, Nissan GT-R: Todas las noticias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos