Qué debo mirar en un Opel Insignia A (2009-2014) de segunda mano: cuidado con el turbo

Qué debo mirar en un Opel Insignia A (2009-2014) de segunda mano: cuidado con el turbo
1 comentario

El Opel Insignia se presentó en noviembre del 2008 y salió al mercado en 2009, siendo el sucesor del mítico Vectra, según la marca alemana. Ya se han publicado tres versiones de este modelo que aún podemos comprar en un concesionario.

En este artículo vamos a tratar de aclararte las dudas en el caso de que tengas la oportunidad de comprar un Insignia A, primera versión de este modelo que estuvo en el mercado del 2009 al año 2017. Después saldría la versión de 2017 y el año pasado salió la versión que está en el mercado actualmente con un notable cambio de estilo.

La primera versión salió rana

Opel Insignia 10

El insignia caló en el mercado con su lanzamiento, tanto es así que fue elegido por 23 periodistas expertos en el motor como coche del año 2009, gracias a su seguridad activa y pasiva, su amplia gama de motores y la comodidad que tenía el habitáculo.

La versión original de este coche salió con tres tipos de carrocerías: cuatro puertas, cinco puertas y Sports Tourer (la versión más grande y familiar). En 2010 salió al mercado el modelo OPC, gama deportiva de Opel. En 2012 salió al mercado la versión Cross Four, la versión campera con carrocería familiar.

Estas primeras versiones, aunque coparon una gran cuota de mercado fueron de la mano de numerosos problemas mecánicos que se generalizaron en el modelo. Las versiones con turbo dieron varios problemas en este modelo entre otros que las tuberías salieron defectuosas y un problema en la electroválvula que provocaba un ruido muy molesto. El sensor del ABS de la rueda izquierda también dió problemas en este modelo, al igual que la cerradura del portón trasero.

En 2014 sacaron nuevas actualizaciones que corrigieron estos fallos mecánicos. Actualizaron las carrocerías ya presentes y añadieron la Country Tourer, versión de dos volúmenes y que duró muy poquito en el mercado.

Cuatro acabados

Opel Insignia Turbo 4 4 Sports Tourer 74

Uno de los puntos fuertes de este Opel Insignia fue el amplio catálogo tanto de acabados como de motores. Más de 150 versiones combinando diferentes acabados y motorización (además de actualizaciones) salieron de este modelo de 2008.

El coche salió al mercado con cuatro acabados: Essentia (el más básico), Edition, Sport y Cosmo. Todos venían de serie con control de estabilidad (ESP), control de tracción, control de velocidad de crucero y retrovisores eléctricos.

El acabado Edition venía con climatizador, elevalunas eléctricos traseros, sensor de luz, volante de cuero, moldura cromada en el contorno de las ventanas laterales, bolsas en el respaldo de los asientos delanteros y llantas de aleación de 17 pulgadas.

El acabado Sport incorporaba respecto al acabado Edition un chasis rebajado, control de presión de neumáticos, ordenador de a bordo, climatizador bizona, asientos deportivos, molduras interiores de madera, pedales de aluminio, escape deportivo, acceso al maletero desde el reposabrazos central trasero y llantas de aleación de 18 pulgadas.

El más completo es el acabado Cosmo que añadía al anterior acabado el retrovisor interior electrocrómico, retrovisores exteriores con oscurecimiento automático, retrovisores exteriores calefactados, sensor de lluvia y unas molduras interiores de madera 'Kibo Wood'

Una gran gama de motores

Respecto a la motorización el Insignia salió con un total de 9 motores: cuatro versiones en diésel y cinco versiones en gasolina.

En la versión diésel hay tres versiones 2.0 CDTI con 110, 130 y 160 CV de potencia. Además, en estos motores se desarrolló la versión ecoFLEX con menor consumo que las versiones originales. En 2012 se lanzó una versión biturbo con 195 CV.

En gasolina otros tres motores: un 1.8 ECOTEC con 140 CV, un 1.6 Turbo con 180 CV, un 2.0 Turbo con 220 CV y el más potente, un 2.8 V6 Turbo con un total de 260 CV. Con la llegada de la versión OPC salió otro motor 2.8, esta vez con 325 CV.

Qué versión del Opel Insignia 1 deberías elegir y cuál deberías descartar

Opel Insignia Ecoflex

En el caso de encontraros con un Insignia interesante de segunda mano, ¿qué modelo sería mejor elegir?

Sin duda, debido a los problemas mecánicos de las primeras versiones, sería conveniente que fuera un coche de la versión de 2014, en la que corrigieron estos problemas que tan generalizados fueron en este modelo.

Respecto a los acabados, el paso del tiempo hace mucha mella en los equipamientos ya que la tecnología avanza a pasos agigantados y cualquier tecnología se vuelve obsoleta al poco tiempo. Desde el acabado Sport nos encontramos con equipamiento que hará más cómoda y personalizable nuestra conducción, además de contar con elementos como el ordenador de a bordo que hoy en día damos por hecho que debe de llevar un coche.

Respecto a la motorización, va a depender del uso que queramos dar al coche. Es cierto que el turbo de las primeras versiones dio más de un dolor de muelas a sus dueños. Fuera de eso, nos encontramos con una gama muy amplia de motores que se pueden adaptar a muchos tipos de conducción.

En Motorpasión | Cómo revisar el cinturón de seguridad en un coche de segunda mano en sólo 30 segundos

Temas
Inicio