Compartir
Publicidad

El Škoda Scala estrenará diseño y tecnología a mediados de 2019, aunque aún rueda camuflado

El Škoda Scala estrenará diseño y tecnología a mediados de 2019, aunque aún rueda camuflado
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La marca checa Škoda nos adelanta ya gran parte de la información sobre su futuro modelo compacto, sucesor del Škoda Spaceback, el Škoda Scala. De momento, eso sí, el fabricante no quiere que veamos al natural su última creación, y nos lo muestra atiborrado de camuflaje.

Basado en la plataforma MQB A0 del grupo Volkswagen, que ya utilizan infinidad de modelos como el Volkswagen Polo o los SEAT Ibiza y Arona, el Škoda Scala llegará a mediados de 2019 y ofrecerá cinco motorizaciones diferentes, todas turbo, incluyendo opciones TSI de gasolina, TDI diésel y también G-TEC, de GNC o gas natural comprimido.

Su diseño, inspirado en el prototipo Vision RS mostrado en el pasado Salón de París, marca el rumbo para futuros modelos de la casa. El nombre Scala, que significa "peldaño" o "escalera" en latín, atiende precisamente al importante paso que supone este compacto para la marca en diseño y tecnología.

Skoda Scala camuflado
Skoda Scala camuflado

El Škoda Scala, que mide 4,36 metros de largo, 1,79 metros de ancho y 1,47 metros de alto, luce faros delanteros y traseros Full LED (opcionales), intermitentes dinámicos traseros y, por primera vez, en la zaga en lugar del logotipo de la marca hay una inscripción con las letras "Škoda" en la zona central del portón (que por cierto puede ser eléctrico, en opción).

El habitáculo del Scala promete ofrecer un gran espacio para sus ocupantes. De hecho, el fabricante asegura que las cotas de espacio para las piernas y hombros en las plazas traseras son idénticas a las del Škoda Octavia. Además, su maletero anuncia un volumen de carga de 467 litros, ampliable hasta los 1.410 litros con los asientos traseros abatidos.

Entre las soluciones Simply Clever típicas de la marca, encontramos la bola de remolque retráctil (accionable mediante un botón en el maletero), el compartimento para paraguas (incluido) en la puerta del conductor o el clásico rascador de hielo tras la tapa del depósito de combustible.

Skoda Scala camuflado
Skoda Scala camuflado

Cinco motores: gasolina, diésel y gas natural

La oferta de motores del futuro Škoda Scala, todos ellos Euro 6d-TEMP, cuenta con tres motores de gasolina (TSI), uno turbodiésel (TDI) y, algo después del lanzamiento, también una opción de gas natural comprimido o GNC. Todas las opciones serán turbo, de inyección directa, con Start/Stop y con sistemas de recuperación de energía en la frenada. Además, los gasolina equipan todos filtro de partículas.

La gama arranca con un 1.0 TSI tricilíndrico de 95 CV, con caja de cambios manual de cinco velocidades, y le sigue el mismo bloque 1.0 TSI pero con 115 CV de potencia y caja manual de seis marchas o automática DSG de siete relaciones. El tope de gama en gasolina es el nuevo 1.5 TSI de 150 CV, de serie con cambio manual de seis marchas y disponible también con un DSG de siete.

El único diésel es el 1.6 TDI de cuatro cilindros, con 115 CV y 250 Nm de par motor máximo, que incluye sistema SCR con inyección de AdBlue y filtro de partículas. En este caso de serie se asocia a una caja de cambios manual de seis relaciones y, opcionalmente, a una automática DSG de doble embrague y siete velocidades.

Skoda Scala camuflado
Skoda Scala camuflado

Por último, el 1.0 G-TEC de gas natural comprimido es un bloque de tres cilindros diseñado para funcionar con GNC o gasolina (cuando se acaba el depósito de gas), con una potencia de 90 CV y combinado exclusivamente con una caja de cambios manual de seis velocidades.

Škoda ofrecerá además un chasis deportivo opcional denominado Sport Chassis Preset, con una altura 15 milímetros más baja y un modo Sport para los amortiguadores adaptativos, que promete una conducción de corte más deportivo.

Tecnología y servicios conectados

Como es lógico, el modelo incorporará la última generación de sistemas multimedia y servicios conectados de la casa: cuadro de instrumentos digital opcional de 10,25 pulgadas, pantalla de 9,2 pulgadas y opciones como una aplicación móvil para acceder a información del coche, conexión a Internet LTE o llamada de emergencia de serie mediante la tarjeta eSIM.

Skoda Scala camuflado
Skoda Scala camuflado

En cuanto a asistentes de conducción, no faltarán el detector de ángulo muerto, la alerta de tráfico cruzado trasero, el control de crucero adaptativo, el Front Assist, el asistente de mantenimiento de carril, el freno de emergencia en ciudad o la ayuda de aparcamiento automatizada Park Assist, por ejemplo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio