Publicidad

El primer coche eléctrico de Suzuki cumple 50 años, un kei car monovolumen de 6 CV y 50 km de autonomía

El primer coche eléctrico de Suzuki cumple 50 años, un kei car monovolumen de 6 CV y 50 km de autonomía
10 comentarios

Comenzaba la década de los 70 cuando Suzuki se adelantaba al futuro con su Carry Van Electric, un pequeño kei car en forma de monovolumen que supuso la primera incursión en la electrificación pura de la marca nipona. Ahora se cumplen 50 años desde aquel primer eléctrico y por ello le rendimos homenaje, repasando otros hitos de la marca en materia eléctrica.

Aunque actualmente la gama eco de Suzuki se limita a opciones mild-hybrid, con su tecnología SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki) que encontramos en modelos como el Ignis, los Swift y Swift Sport, el SUV Vitara, que ya hemos tenido ocasión de probar, y el también todocamino S-Cross, que acaba de lanzarse en España, la firma nipona comenzó fuerte a tantear la electrificación.

Suzuki LH2 (1979)

Estos pioneros y adelantados pasos parecen haberse diluido con el paso de los años en comparación a otras marcas, que ya integran híbridos, híbridos enchufables o eléctricos puros en su oferta, pero lo cierto es que Suzuki fue uno de los primeros fabricantes en experimentar con la electrificación o la tecnología de hidrógeno.

Eso sí, los modelos que equipaban estas mecánicas no llegaron a comercializarse, siendo el primer electrificado en hacerlo precisamente un microhíbrido, el Suzuki Baleno SHVS llegado en 2016 y cuya evolución encontramos en los actuales Ignis, Swift, Swift Sport, Vitara y S-Cross.

Carry Van Electric (1970), el primer eléctrico de Suzuki

Con una carrocería diseñada por Giorgetto Giugiaro, la cuarta generación del Suzuki Carry Van, que en su versión pick-up era conocido como Carry a secas, se estrenó en la electrificación con el Carry Van Electric. Pese a sus reducidas dimensiones, 2,9 metros de largo, lo que le convertía en kei car, tenía forma de furgoneta pequeña.

Suzuki Carry Van Electric (1970)

Así, la Carry Van Electric mantenía las mismas formas que la Carry Van de combustión, con formas simétricas, puertas correderas y una amplia superficie acristalada, pero sustituía su pequeño motor térmico de 25 CV por uno eléctrico de 4,6 kW (6 CV).

Este propulsor iba colocado en el fondo plano de la Carry Van Electric y sus baterías le conferían una autonomía de 50 kilómetros. En concreto, este primitivo eléctrico de Suzuki fue concebido como lanzadera para la Expo de Osaka de 1970 y sólo se fabricaron 10 unidades, todas para la muestra nipona que, según la marca, cumplieron a la perfección con su cometido.

Si bien no destacaba ni por su potencia y autonomía, ni tampoco por sus prestaciones, alcanzaba 45 km/h de velocidad máxima, este pionero abría la puerta al panorama actual, donde los eléctricos ya son presente. Ver a este pequeño electrificado es posible a día de hoy: una de sus unidades, completamente restaurada, se exhibe en el Museo Suzuki de Hamamatsu (prefectura de Shizuoka, Japón).

Coches de hidrógeno: del Suzuki LH2 a los MR Wagon-FCV y SX4 FCV

 Suzuki LH2 (1979)

Sólo nueve años después, Suzuki se convertía en la primera marca del mundo en atreverse con el hidrógeno, una mecánica que también ha sido llamada a ser el futuro del automóvil, principalmente en Japón donde tanto administraciones como fabricantes apuestan fuertemente por ella, aunque también empiezan a hacerlo en EE.UU y Europa pero no tanto en España.

Así, en 1979 nacía el Suzuki LH2, que estaba concebido sobre el Suzuki Cervo otro kei car en su caso en forma de utilitario y que llegó al mercado en 1977. Suzuki lo desarrolló junto al Musashi Institute of Technology y montaba un propulsor tricilíndrico de dos tiempos y 539 cm³ que iba alimentado con hidrógeno líquido.

Según detalla Suzuki, gracias al uso de este combustible alternativo, el Suzuki LH2, que no pasó de concept y que hacía gala de una carrocería más deportiva que el Cervo, reducía las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en un 60 %. Su autonomía se fijaba en los 400 kilómetros y su punta en 118 km/h.

 Suzuki LH2 (1979)

Hubo que esperar más de veinte años para que la marca japonesa diera un nuevo paso con el hidrógeno, ya como pila de combustible eléctrica. Fue con el Suzuki MR Wagon-FCV, otro kei car, que fue desvelado en 2001 y desarrollado junto a General Motors.

Siete años más tarde, en 2008, se le uniría el Suzuki SX4-FCV, un prototipo que incluso llegó a Europa, siendo exhibido en el Salón de París, y que fue el primero de los tres anteriores mencionados que no era un kei car.

Suzuki SX4 FCV (2008)

Este compacto de pila de combustible, fue uno de los primeros coches eléctricos de hidrógeno que recibió autorización del Ministerio de Transportes de Japón para rodar por carreteras públicas, estando presente en el área de exhibiciones y pruebas de la 34º Cumbre del G8 en Hokkaido Toyako.

Equipado con un motor síncrono eléctrico de 68 kW (92 CV), se alimentaba de un tanque de hidrógeno de alta presión (70MPa), y disponía de un sistema de recuperación de frenada basado en un condensador. Su velocidad máxima se fijaba en los 150 km/h y su autonomía total era de 250 kilómetros.

El primer microhíbrido moderno: Suzuki Baleno SHVS

Suzuki Baleno SHVS (2016)

Cerramos este repaso por los primeros pasos electrificados de Suzuki con el Suzuki Baleno SHVS, que abrió la puerta a esta tecnología de transición a la que hoy en día tanto recurren las marcas para ajustar emisiones en sus gamas. Y más ahora con la llegada del límite a 95 g/km de CO₂ impuesto por la Unión Europea.

Este primer mild-hybrid, llegado al mercado en 2016, fue el encargado de estrenar el sistema SHVS de Suzuki, en su caso de 12V, y que también equipan en dicha versión el Swift y el Ignis. Se trata de un motor eléctrico arrancador-generador que no sólo alimenta los sistemas eléctricos del coche, si no que también ayuda al motor térmico en aceleraciones.

Suzuki Swift Sport Hybrid 48V

Alimentado por una batería de iones litio, este sistema sólo añadía 13,2 kilos extra al Baleno SHVS, que homologaba un consumo y emisiones de lo más reducidos: 4 l/100km y 94 g/km de CO₂.

El SHVS ahora llega a los 48V y va equipado en los Swift Sport, Vitara y S-Cross. En el caso del utilitario, el primero de su segmento según la firma en incorporar esta tecnología, permite reducir las emisiones de CO₂ en un 20 %, y el consumo combinado en un 15 %, gracias a mejorar la asistencia al propulsor de combustión y a ampliar su rango de regeneración de energía. ¿Veremos en un futuro cercano un eléctrico puro de Suzuki?

En Motorpasión | Si buscas un coche eléctrico de segunda mano estas son nuestras recomendaciones: del Renault ZOE al Tesla Model S | Cómo transformar un coche gasolina o diésel a coche eléctrico: cuánto cuesta y quién lo hace en España

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios