Publicidad

El Jaguar I-Pace EV320 es el coche eléctrico más barato de la marca, pero también es menos potente

El Jaguar I-Pace EV320 es el coche eléctrico más barato de la marca, pero también es menos potente
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Jaguar propone a la venta una nueva versión de su coche eléctrico, el Jaguar I-PACE y que fuera Coche del Año en Europa en 2019. Se trata del I-PACE EV320, un modelo que no estará disponible en todos los países europeos. Este nuevo modelo se convierte así en el I-PACE más asequible de la gama, aunque de momento, solo se trata de una serie limitada.

Como lo deja intuir su nombre, el I-PACE EV320 es el mismo I-PACE EV400 de siempre, pero con una potencia limitada a 320 CV y el par motor a 500 Nm en lugar de los 400 CV y 696 Nm del modelo de serie. El EV320 conserva la tracción integral, la batería de iones de litio de 90 kWh y homologa la misma autonomía en modo WLTP de 470 km.

Obviamente, sus prestaciones no son las mismas. Si bien pierde 20 km/h de velocidad máxima (180 km/h para el EV320), es en el 0 a 100 km/h que se aprecia la diferencia. Del 0-100 km/h en 4,8 s del EV400, el EV320 debe conformarse con un tiempo de 6,4 s.

A nivel de equipamiento, cuenta con las mismas tecnologías que el EV400, como el sistema de infoentretenimiento Pivi Pro, la ionización del aire de la cabina con filtración PM 2.5 y el espejo retrovisor interior digital ClearSight.

De momento, el I-PACE EV320 está disponible en Francia, Alemania, Holanda, Austria, Noruega y Dinamarca. Jaguar España no ha confirmado si esta versión llegará a nuestro país.

En Francia, solo se venderán 100 unidades. Allí, el EV320 está disponible en tres niveles de equipamiento. En su versión básica, parte desde 70.350 euros, casi 10.000 euros menos que el EV400 de acabado equivalente.

Jaguar I-PACE EV320

En Alemania, el EV320 SE es 8.700 euros más barato que el EV400. Pero más allá del precio, esto permite a Jaguar proponer allí un EV320 en leasing de 36 meses por 499 euros al mes con una entrada de tan sólo 5.000 euros.

Pero es en Holanda donde Jaguar tiene más interés en vender el EV320 apuntando al mercado de los coches de empresa, segmento de muhco peso en los Páises Bajos. Por una simple cuestión de impuestos sobre los coches de empresa, segmento al que se destina este EV320.

En los Países Bajos, como en muchos otros países, se considera el coche de empresa como un complemento salarial, como si fuera un plus en la nómina del empleado, pues es evidente que ese coche se utilizará también en la esfera privada (vacaciones, fines de semana, ocio, etc).

Jaguar I-PACE EV320

El automovilista, que no ha comprado ese coche ni paga su mantenimiento, pero sí lo usa como si fuese suyo tiene entonces que pagar un impuesto sobre ese “complemento salarial”. Hay varios tramos en función del precio del coche y de la nómina del empleado.

Una política comercial adaptada a cada mercado

El interés, aquí, para Jaguar es proponer un coche con el que el usuario final, es decir, el empleado, pagará menos impuestos. El hecho de disponer como coche de empresa de un Jaguar EV320 supondría un impuesto de 326 euros mensuales frente a los 478 euros mensuales en el caso de haber optado por un i-Pace EV400, cuyo precio base en Holanda es de 81.855 euros. Es decir, el coche le saldría al usuario holandés más barato que un leasing en Alemania.

Jaguar I-PACE EV320

Habida cuenta que el mercado de los coches de empresa es bastante importante en Holanda, como hemos visto en 2018 con las ventas de Tesla. Poco antes de un cambio de fiscalidad sobre los coches eléctricos de empresa, Holanda se convirtió momentáneamente en el primer mercado de la firma californiana.

Jaguar, que no pasa por su mejor momento económico. De hecho, tiene que despedir a 4.500 trabajodores para poder sobrevivir. Y por tanto debe aumentar las ventas de sus modelos, sobre los de mayor margen como sea, y a poder ser en los mercados más prometedores. De ahí que este EV320 no esté disponible en todos los países.

Lo interesante de la juagda es que se ha hecho con un coste de desarrollo ridículo, pues la limitación de potencia se obtiene mediante software. Y si el EV320 resulta ser todo un éxito, no descartaría que ese modelo de acceso pase posteriormente a formar parte de la gama de manera permanente.

En Motorpasión | Probamos el Porsche Taycan Turbo S: una bestia de coche eléctrico con 761 CV que nos sitúa en una nueva realidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios