Compartir
Publicidad
Batalla de coches eléctricos e híbridos en el Salón de Ginebra 2018, ¡fight!
Coches híbridos y alternativos

Batalla de coches eléctricos e híbridos en el Salón de Ginebra 2018, ¡fight!

Publicidad
Publicidad

Ante un escenario disruptivo en el que los motores de combustión parecen abocados a desaparecer, no es de extrañar que los salones automovilísticos tengan muchos protagonistas con mecánicas alternativas, ya sean eléctricas o híbridas. El Salón de Ginebra 2018 no iba a ser una excepción: entre los modelos estrenados en la muestra suiza se encuentran once coches eléctricos, cinco de ellos ya de producción, y tres híbridos.

Más allá de la batalla en número de candidatos, en la que ganan los eléctricos, hemos querido llevar el enfrentamiento más allá entre estas mecánicas alternativas. Autonomía, potencia, tecnología por la que apuestan, por qué son o no son caballos ganadores... ¡Fight!

Aston Martin Lagonda Vision Concept, Salón de Ginebra 2018

Cinco modelos de serie, un pre-serie y cinco prototipos. La oferta eléctrica que se ha mostrado en el Salón de Ginebra 2018 no sólo es numerosa, también viene a demostrarnos que la exclusividad de los eléctricos en el segmento de los urbanos pasó a mejor vida. Desde deportivos, a SUV, pasando por berlinas o compactos, los eléctricos caben en casi todas las categorías.

Los coches híbridos, por su parte, mucho más consolidados ya en el mercado, tampoco faltan a la cita. La gran protagonista es la tercera generación del Toyota Auris, que es pionera en ofrecer no una, sino dos mecánicas híbridas. No obstante, también hemos encontrado apuestas muy interesantes que llegan a combinar varios tipos de hibridación, como es el caso del prototipo Skoda Vision X.

¿Qué eléctrico gana en autonomía?

Techrules Ren RS, Salón de Ginebra 2018

Mientras Tesla sacaba pecho con los 360 km de autonomía que anunciaba el Roadster allá por 2011, las marcas convencionales lo miraban como si fuese una especie de extraterrestre. Siete años después, la carrera en pos de la electrificación nos muestra un panorama por el que pocos habrían apostado con los ojos cerrados: la alta autonomía ya no es sólo patrimonio de Tesla.

Entre las apuestas que hemos visto en Ginebra, el Techrules Ren RS se lleva la palma con una cifra espectacular: 1.170 kilómetros de autonomía. Se trata de la versión de competición del Techrules Ren que, en realidad, es lo que se conoce como un eléctrico de autonomía extendida. Si bien el Techrules Ren RS se mueve gracias a varios motores eléctricos, su batería se nutre con la vanguardista tecnología Turbine-Recharging Electric Vehicle (TREV), una turbina que se alimenta de gasóleo y que recarga la pequeña batería de 28 kWh: con sólo 80 litros de diésel, el Ren RS es capaz llegar casi a los 1.200 km entre "repostaje y repostaje".

Volkswagen I.D Vission, Salón de Ginebra 2018

Le sigue en el podio de la autonomía el Volkswagen I.D VIZZION, la última apuesta por la electromovilidad de Volkswagen en forma de berlina. El I.D VIZZION, por el momento un prototipo cuya versión de producción no llegará hasta 2022, hace gala de una autonomía de 665 kilómetros gracias a una batería de 111 kWh. Por su parte, el tercero en discordia es el C_Two, el segundo retoño del fabricante croata Rimac, que cuenta con una autonomía de 650 kilómetros.

Cerca se queda del podio el prototipo Aston Martin Lagonda Vision Concept, con 640 kilómetros de autonomía. También es necesario mencionar al Jaguar I-Pace, el primer modelo de producción 100% eléctrico de la marca británica, con 480 kilómetros de autonomía o al Hyundai Kona EV, con el que la marca surcoreana se estrena en esto de los SUV eléctricos, con hasta 470 kilómetros. El primer mencionado disfruta de una batería de ion litio de 432 celdas y una capacidad de 90 kWh, mientras que el SUV asiático, monta en su versión más potente un batería de 64 kWh.

¿Cuál es el más rápido... recargando?

Audi e-tron

Tesla también va un paso por delante en recarga de vehículos eléctricos con supercargadores, aunque las marcas europeas ya se han puesto las pilas con el proyecto IONITY. No obstante, hasta llegar a ese punto, los modelos eléctricos ya están anunciando cifras que, por lo menos, bajan de la hora en la recarga rápida.

En esta carrera por ver cuál llena antes sus baterías el Audi e-tron, la antesala del primer coche completamente eléctrico de Audi, se presenta como el ganador. La marca alemana asegura que su SUV deportivo de cero emisiones podrá recargar su batería de 150 kW en sólo 30 minutos en modo de carga rápida.

Jaguar I-Pace, Salón de Ginebra 2018

Por su parte, el Jaguar I-Pace llena sus baterías al 80% en sólo 40 minutos según los datos de Jaguar. El podio lo completa el Ssangyong e-SIV Electric Concept, que hace lo propio en 50 minutos, mientras que el Hyundai Kona EV, que realiza una carga rápida al 80% en 54 minutos.

No obstante, en lo que toca a carga completa, el Hyundai Kona EV es más rápido que el Jaguar I-Pace aunque por poco: tarda 9 horas y 40 minutos frente a las 10 del todocamino inglés.

Uno, dos, cuatro, ¿cuántos motores?

Techrules Ren RS

Las posibilidades que ofrecen las mecánicas electrificadas no conocen límites. No en vano, estamos aún esa bonita fase de experimentación en la que todo puede ser posible. Tanto es así que nos encontramos una buena ensalada de opciones de motorización eléctrica en lo que respecta al número de propulsores y como transmiten toda su potencia a las ruedas.

En este apartado, también gana el Techrules Ren RS, que puede montar desde cuatro a seis motores. Has leído bien. En el caso de la primera opción, cada propulsor va asociado a una rueda, mientras que en la segunda, dos motores van en el eje delantero, mientras que los cuatro restantes van en el trasero.

No extraña que el segundo puesto se lo lleve otro superdeportivo, el Rimac C_Two, con cuatro propulsores asociados a cada una de sus ruedas. Le sigue el Audi e-tron, cuya tracción total vendrá dada por tres motores: uno ubicado en el tren delantero y dos en el trasero. Finalmente, la opción de dos motores, más habitual, es la escogida por el Jaguar I-Pace, el Volkswagen I.D VIZZION o el Porsche Mission E Cross Turismo.

Eléctricos y brutales

Rimac C Two 2019

Que los coches eléctricos pueden ser algo más que utilitarios urbanos lo adelantó Tesla con el Roadster, pero a su estela han llegado muchos. En el caso del Salón de Ginebra 2018, el modelo eco más potente ha sido el Rimac C_Two, con unos brutales 1.940 CV y 2.300 Nm de par. Esta impresionante entrega le permite alcanzar los 412 km/h de velocidad máxima y acelerar de parado hasta los 96 km/h en sólo 1,85 segundos, mientras que para llegar a los 300 km/h necesita sólo 11 segundos.

El segundo eléctrico más espectacular de la muestra suiza es el chino Techrules Ren RS, con 1.305 CV de entrega. Su velocidad máxima se cifra en 330 km/h y sólo tarda 3,0 segundos en hacer el 0-100. El tercero, por otro lado, es el Porsche Mission E Cross Turismo, prototipo que será la antesala del segundo modelo de Stuttgart completamente eléctrico. Este SUV deportivo rinde 590 CV (440 kW) y desde Audi aseguran que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,2 segundos.

¿Qué apuesta híbrida es la más interesante del Salón de Ginebra?

Toyota Auris 2018, Salón de Ginebra 2018

Toyota se ha ganado a pulso ser la marca de referencia cuando hablamos de coches híbridos. No en vano, la primera generación del Prius llegaba cuando el siglo XXI aún no se había estrenado. Ahora, la marca nipona también es pionera en ofrecer dos motorizaciones híbridas distintas en la oferta mecánica de un modelo, que no es otro que el nuevo Toyota Auris.

La nueva generación del Toyota Auris puede asociarse a una mecánica híbrida de 122 CV o a una de 180 CV, que promete ser de lo más interesante, aunque por el momento no se han dado datos en lo que respecta a las prestaciones. Además, el Auris es el primer modelo que dice adiós al diésel, aunque Toyota tiene intención de hacer desaparecer el gasóleo en toda su gama.

Skoda Vision X Concept, Salón de Ginebra 2018

También es más que reseñable el Škoda Vision X. Este concept, que no tardará en derivar a una versión de producción, tiene la particularidad de combinar un motor de gasolina, con dos propulsores eléctricos e incluir en la ecuación el gas natural comprimido. Efectivamente, el Vision X funciona tanto con gasolina como con GNC.

Por un lado, encontramos un propulsor G-TEC de 1.5 litros turboalimentado de 130 CV, que se combina con un motor eléctrico ubicado en el eje trasero. Un segundo propulsor eléctrico de 48V va ubicado junto al motor de gasolina/GNC y hace las veces de motor de arranque y alternador. Se trata de la hibridación mild-hybrid que hemos visto en el Mercedes-AMG GT de cuatro puertas, también presentado en Ginebra, o en el Mercedes-AMG CLS 53 4Matic+.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio