Publicidad

Al Tesla Model S todavía le queda un largo camino hasta llegar a China

Al Tesla Model S todavía le queda un largo camino hasta llegar a China
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada vez está más claro que China se está convirtiendo en un territorio de pugna para los vehículos eléctricos. Los fabricantes apuran sus opciones para presentar soluciones de movilidad eléctricas que encajen en este mercado. Ayer mismo conocíamos la confirmación del Audi A6 L e-tron para este país, tras conocer la intenciones declaradas de la alianza Volkswagen-FAW.

Tesla Motors es otra compañía que asume que el gigante asiático es uno de sus pilares fundamentales en su camino, de hecho, ya para 2014 se han planteado que un tercio de lo que crezcan en ventas en 2014 venga de allí. En números supondrían entre 7.000 y 8.500 unidades. No obstante, el fabricante tiene mucho trabajo por delante para hacer efectivas esas intenciones. Y es que, a día de hoy, hacerse con un Tesla Model S en China trae ciertas complicaciones.

No hablamos del precio, que al cambio supera los 85.000 euros y hace difícil para casi el 99% de los chinos acceder al Tesla Model S, sino a los plazos de entrega que se están manejando, en conjunto a los límites de matriculación de algunas ciudades, como por ejemplo, los 40.000 vehículos máximos por año de Pekín.

Tesla Model S

Es cierto que debido al problema mayúsculo de China con la contaminación, las autoridades están permitiendo excepciones para sus fabricantes de coches eléctricos. La venta del Tesla Model S, ni la del próximo Tesla Model X podrán aplicar esto, ni acceder a subvención alguna. Es decir, en las grandes ciudades se da el caso que para comprar un Model S habría que solicitarlo a través del sistema de lotería que asigna esas plazas limitadas de matriculación de vehículos.

En cuanto a los plazos de entrega, Forbes nos cuenta que ha constatado dos versiones diferentes: la del representante de ventas en Pekín que hablaba de que de hacer hoy el pedido se entregaría en julio, y la de la tienda oficial de Tesla en Pekín, que habla más bien de septiembre u octubre.

Antes de esto, es necesario el pago de dos depósitos. Un primero, de 1.700 euros que permite personalizar el modelo en un periodo de dos semanas; y un segundo de 14.000 euros para terminar de formalizar el pedido. Fuentes del fabricante en China aseguran que ya ha habido más de 1.000 personas que han realizado este proceso.

En cualquier caso, lo de Tesla en China se antoja como una carrera de fondo hasta llegar a esos objetivos marcados este año, y para que su ritmo no decaiga en los siguientes.

Vía | Forbes En Motorpasión Futuro | Dimite el máximo responsable de Tesla Motors en China, Tesla expandirá su red de supercargadores por China

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir