Ahora que Rivian ha empezado a fabricar y entregar sus coches eléctricos, quiere fabricar sus propias baterías

Ahora que Rivian ha empezado a fabricar y entregar sus coches eléctricos, quiere fabricar sus propias baterías
Sin comentarios

Rivian quiere asegurarse el suministro de baterías para fabricar sus modelos eléctricos, ahora que ha empezado por fin la producción y las entregas y que pretende hacer pública la compañía por todo lo alto.

La start-up estadounidense quiere "complementar la adquisición de celdas externas y garantizar la continuidad del suministro", y ya ha empezado a introducir nuevas capacidades en su cadena de valor.

Baterías propias, pero con Samsung SDI

Rivian

En el papeleo que solicita la Comisión de Bolsa y Valores para que Rivian pueda empezar a cotizar en Bolsa, la compañía ha revelado sus planes de fabricar sus propias baterías y de expandir la producción más allá de EEUU.

El plan es establecer capacidades internas de fabricación de celdas de batería sin renunciar a proveedores externos, como es el caso del surcoreano Samsung SDI.

Rivian se concentrará inicialmente en los mercados de Estados Unidos y Canadá, pero asegura que planea "entrar en los mercados de Europa Occidental a corto plazo, seguido de la entrada a los principales mercados de Asia y Pacífico".

Por fin, las primeras unidades de su R1T empezaron a salir de fábrica el pasado mes de septiembre.

De momento está en conversaciones para invertir la menos 5.000 millones de euros en una nueva fábrica en Texas, con una capacidad de producción de 200.000 vehículos al año.

La empresa, capitaneada por RJ Scaringe, también ha mencionado planes para ofrecer una variedad de servicios basados ​​en software desde su plataforma Rivian Cloud, incluidos los servicios de gestión de flotas para vehículos comerciales.

La mayoría de fabricantes de coches estudian ya la forma de abarcar cada vez más pasos dentro de la cadena de valor del coche eléctrico para no depender de terceros.

A la obtención y procesamiento de las materias primas se le une la ansiada fabricación propia de baterías además de su reciclado. En este sentido, Tesla desveló hace unos meses algunos detalles acerca de su plan para recuperar alrededor del 92 % de los materiales de las celdas de batería con su propio proceso de reciclaje, en su propia planta.

En Motorpasión | Mecanofilia: cuando el amor por los coches se nos va de las manos

Temas
Inicio