Rivian busca localización para su segunda fábrica de coches eléctricos en EEUU mientras anuncia más retrasos en las entregas

Rivian busca localización para su segunda fábrica de coches eléctricos en EEUU mientras anuncia más retrasos en las entregas
3 comentarios

Rivian, la start-up de coches eléctricos mejor financiada del mundo ya está poniendo los ojos en una nueva fábrica en EEUU, y eso que todavía no ha vendido ni una sola pick-up eléctrica o SUV.

Según ha publicado Reuters, Rivian está en conversaciones para invertir la menos 5.000 millones de euros en una nueva fábrica en Texas, con una capacidad de producción de 200.000 vehículos al año.

También fabricarán celdas de batería

Rivian Normal

La segunda fábrica (la actual se sitúa en Illinois), descrita en el documento consultado por la agencia de noticias como "Proyecto Tera", se ubicaría en un área de más de 800 hectáreas en Fort Worth, y crearía al menos 7.500 puestos de trabajo.

La nueva fábrica incluirá, previsiblemente, la fabricación de celdas de batería para coches eléctricos, y podría empezar a levantarse en 2022.

La noticia llega una semana después de que el CEO de Rivian, RJ Scaringe, enviara una carta a los clientes de que la compañía estaba retrasando las entregas de su tan esperada pick-up eléctrica R1T y su SUV R1S durante varios meses más debido a retrasos en la producción causados ​​por los "impactos en cascada de la pandemia".

Esta ciudad del sur de EEUU está ofreciendo a los fabricantes del sector automotriz incentivos -como subvenciones y reducciones de impuestos- para impulsar la fabricación de coches eléctricos.

Según datos de Reuters, a Tesla se le devolvieron nada menos que 65 millones de dólares en concepto de devolución de impuestos para su Gigafactoría en Austin, Texas.

Si consigue empezar a fabricar sus modelos, Rivian no debería tener problemas para cumplir objetivos, puesto que han recaudado más de 10.600 millones de dólares en solo dos años.

Sus principales 'mecenas' son Amazon, Ford, y un buen inversor de Tesla, que confían en que los productos que promete la empresa dirigida por RJ Scaringe supongan un revulsivo en el competitivo mercado estadounidense.

De momento, la compañía ha advertido de que las entregas del R1T comenzarán en septiembre en EEUU y las de R1S vendrán a continuación.

En Motorpasión | ¿Estoy preparado para comprar un coche eléctrico? Claves para saber si compensa

Temas
Inicio