El nuevo El Mazda MX-30 R-EV es un eléctrico con motor rotativo para que te olvides de la autonomía. Y ya tiene precio

El nuevo El Mazda MX-30 R-EV es un eléctrico con motor rotativo para que te olvides de la autonomía. Y ya tiene precio
58 comentarios

Mazda lleva más de una década jugando con la idea de que volverá a tener un modelo con motor rotativo (tipo Wankel) en su gama. Anunciado hace unos días, es ya una realidad. El Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV, que debutó hoy en el Salón de Bruselas, marca el retorno del motor rotativo a Mazda. Y ya está disponible a la venta en España, desde 38.050 euros.

Si bien este  tipo de motor siempre fue asociado a modelos deportivos o de lujo en la gama de la marca japonesa, está vez lo encontramos como generador en un SUV híbrido en serie enchufable. Porque no, no es un SUV PHEV al uso. Mazda siendo Mazda, los ingenieros han ideado un modelo original a nivel técnico, único en el mercado.

El actual Mazda MX-30 es un SUV eléctrico compacto equipado de una modesta batería de sólo 35,5 kWh de capacidad. Resultado, su autonomía no pasa de los 200 km, lo que limita considerablemente su difusión.

Cualquier otra marca habría dotado el modelo de un batería mucho más grande y por tanto de mayor capacidad. Sin embargo, en Mazda consideran que no es necesariamente la mejor solución. Para qué disponer de una batería de 60 kWh o más cuando la mayoría de las veces el cliente sólo va a usar 20 o 25 kWh, siendo los viajes largos la excepción en los que se necesita más batería.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition

Entre un coste económico más elevado y ecológico (extraer los minerales y la fabricación de una batería no es una actividad muy limpia, aunque luego se compense), Mazda ha optado por mejorar la idea del híbrido enchufable, haciendo suyo el concepto de los Opel Ampera y Chevrolet Volt, una genial idea que, como ocurre a menudo con General Motors, llegó demasiado pronto y no supo aguantar perseverar.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition interior

El concepto básico es el de un coche eléctrico con batería recargable, con un motor eléctrico que mueve las ruedas y un motor gasolina que funciona a régimen constante para generar electricidad si la batería se ha agotado y no hay punto de carga cercano. Puede parecer incongruente usar un motor gasolina para generar electricidad en lugar de mover las ruedas, pero es en realidad más eficiente.

Un motor eléctrico consigue, de media, convertir el 90% de la energía en movimiento, en un motor de combustión esa proporción alcanza tan sólo un 40% en el mejor de los casos, pues casi toda la energía usada para mover el coche se pierde en forma de calor.

Pequeño, pero potente

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV
Pistón triangular del motor rotativo.

Así, en el  Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV tiene por única función, la de generar electricidad en un sistema híbrido en serie, diferente del sistema híbrido en serie y paralelo de un Toyota Corolla, por ejemplo.

El motor Wankel es de un sólo rotor ("pistón" triangular que gira en torno a un eje central) y tiene una cilindrada de 830 cc y una potencia máxima de 74 CV (55 kW) a 4.700 rpm. Pero ojo, que su baja cilindrada no nos confunda, su equivalencia más realista en un motor de 4 tiempos sería de 2.490 cc (aunque por convención seria  1.660 cc). Vamos, que no es un motor débil.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

Este motor es 15 kg más ligero que el que equipaba el Mazda RX8 (último Mazda en haber equipado un motor Wankel), utiliza inyección directa y un sistema de recirculación de los gases de escape (EGR) para mejorar la eficiencia y reducir las emisiones.

Proporciona la energía necesaria para alimentar la batería de tracción cuando el conductor quiere acelerar con fuerza o necesita recorrer más de 80 km, la autonomía media en modo 100% eléctrico anunciada en el ciclo combinado, y que puede subir hasta 115 km en ciudad.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

Mazda ha optado por una batería de iones de litio aún más pequeña que la de la versión totalmente eléctrica, con una capacidad de tan sólo 17,8 kWh. Optimizando aún más los recursos y el peso del coche. En cambio cuenta con un depósito de combustible de 50 litros, con el cual debería ser posible cubrir distancias bastante largas sin temor a quedarse tirado, por no mencionar la facilidad de repostar gasolina.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition
Un selector permite activar el motor (modo "charge"), aunque tengamos batería, para así mantener su capacidad o recargarla en marcha para más adelante.

En última instancia, la autonomía global del pequeño SUV japonés dependerá en gran medida del consumo del motor rotativo. Por el momento, sin probar en condiciones reales este Mazda no hay manera de conocer ese dato. Mazda se limita a indicar unas emisiones de CO₂ de 21 g/km en ciclo combinado. Habida cuenta que 50 g/km de CO₂ equivalen a un consumo de 2,1 l/100 km, el consumo medio del MX-30 e-Skyactiv R-EV debe ser muy bajo, en teoría.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV

Sin embargo, el ciclo de homologación WLTP de los PHEV dista mucho de reflejar la realidad del consumo una vez agotada la batería, por lo que el valor de 21 g/km de CO₂ no es significativo. En todo caso, en España podrá lucir la etiqueta CERO y en los países en los que se paga cada gramo de CO₂, como Alemania, resultará atractivo.

Para recargar la batería, el MX-30 e-Skyactiv R-EV acepta cargas de hasta 7,2 kW (11 kW si disponemos de trifásica en casa) y de 36 kW en carga rápida pública (cuenta con cable tipo 2 y toma CCS Combo). En el caso de una carga a 36 kW permite pasar de 20% a 80% en 25 minutos, mientras que con una carga de 7,2 kW necesitará 90 minutos.

Combinado una pequeña batería y un motor compacto para limitar el peso

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition

El pequeño motor rotativo es compacto y tiene la ventaja de limitar el peso total del coche frente al uso de una batería más grande. Aun así, pesa 1.778 kg, 58 kg más que el MX-30 100% eléctrico. La potencia de este MX-30 e-Skyactiv R-EV es de 170 CV (125 kW), 25 CV más que su homólogo totalmente eléctrico. Sin embargo, la velocidad máxima se mantiene en 140 km/h, y el 0 a 100 km/h baja hasta los 9,1 segundos.

El MX-30 e-Skyactiv R-EV es estéticamente muy similar a su primo 100% eléctrico, el MX-30. Un "e-Skyactiv R-EV" en la parte trasera derecha del vehículo y un logotipo en forma de rotor sobre la aleta delantera lo diferencian del eléctrico puro.

Este logotipo incorpora la letra "e" estilizada en su centro, símbolo de la generación de energía, resaltada por un inserto naranja para expresar la potencia necesaria para producir esta energía. La segunda característica estética del MX-30 e-Skyactiv R-EV son las llantas de aluminio. Tienen un diseño aerodinámicamente optimizado y un acabado predominantemente negro.

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition
Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV R Edition

El Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV ya está a la venta desde 38.050 euros, aunque las primeras unidades no llegarán hasta principios de verano. Con motivo de su lanzamiento, Mazda anuncia también una edición limitada R Edition (con R de "regreso"), con una exclusiva decoración combinación "Jet Black - rojo Maroon Rouge".

El color "rojo Maroon Rouge", también rinde homenaje al color del techo del Mazda R360 Coupé, el primer turismo de Mazda. Esta versión está disponible desde 43 600 euros.

Temas