Publicidad

¡Brutal! El Rimac C_Two le quita las pegatinas al Porsche Taycan Turbo S en este vídeo

¡Brutal! El Rimac C_Two le quita las pegatinas al Porsche Taycan Turbo S en este vídeo
29 comentarios

El Rimac C_Two es uno de los superdeportivos eléctricos más prometedores del mercado: 1.940 CV y 2.300 Nm de par motor para un 0 a 100 km/h en torno a los 2 segundos. Maté Rimac, su creador, ha querido enseñar al mundo lo que significan esas cifras en una demostración práctica: una carrera de aceleración en un cuarto de millas (unos 400 metros) frente a un Porsche Taycan Turbo S.

En una pista de aeródromo en desuso, el mismo donde se dio a conocer con su BMW E30 eléctrico, Maté Rimac sometió a uno de los cinco Rimac C_Two de preproducción que está fabricando, antes de que empiecen a fabricar los coches para los clientes en junio, a una serie de pruebas de aceleración.

Y el resultado es un cuarto de milla, con salida parada, superior al del Bugatti Chiron. La joya de Molsheim lo efectúa en 9,4 segundos pasando la marca de los 403 metros a una velocidad de 254 km/h. El supercar croata ejecuta el mismo ejercicio en 8,94 segundos pasando a 250 km/h. En cuanto al 0-60 mph (0-96 km/h) lo hace en 2,3 segundos.

Pero más que unas cifras brutas, la idea de lo que representan se aprecian cuando se enfrenta al Porsche Taycan Turbo S, uno de los eléctricos más rápidos del mercado que cuenta con 761 CV y un 0 a 100 km/h en 2,8 segundos. Frente al Rimac, es como si el Taycan se quedase parado, como si tuviese la aceleración de un Dacia Spring.

Más rápido que un Bugatti Chiron sin todavía estar el coche completado

¿La parte más loca de todo esto? La pista estaba bastante sucia y Maté Rimac asegura que el prototipo del C_Two que se muestra aquí solo funcionaba entre el 85 y el 90 % de su capacidad de potencia total. Eso significa que la versión de producción será todavía más rápida.

Aparte de enseñarnos quién es el más rápido, Maté Rimac enseña un poco el interior y los modos de conducción disponibles y, sobre todo, lo que aporta para la telemetría el tener un coche conectado. Se puede ver al instante cómo y donde se ha entregado toda la potencia, incluso en una vista 3D de la pista.

Por cierto, el Rimac empezó la prueba con un 82 % de batería y al terminar la decena de aceleraciones todavía tenía un 60 %. Recordemos que el Rimac C_Two equipa una batería de 120 kWh que le otorgarían una autonomía de 600 km.

En Motorpasión |  Probamos el Porsche Taycan Turbo S: una bestia de coche eléctrico con 761 CV que nos sitúa en una nueva realidad

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio