Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Te hace un Buick Super Riviera retrofuturista de 340 CV por menos de 5.000 euros?

¿Te hace un Buick Super Riviera retrofuturista de 340 CV por menos de 5.000 euros?
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aún tienes cuatro días para pujar por Ebay por una escultura sobre ruedas de la historia de la automoción: un Buick Super Riviera de 1952, reconstruido y apodado "Bombshell Betty" se subasta. En el momento de la redacción de este artículo tan solo hay cuatro pujas; la última de hace unos días alcanza los 5.000 dólares (unos 4.600 euros). Dado que la casa que lo subasta, MotoeXotica Classic Cars, espera venderlo por 94.900 dólares, parece una buena oportunidad para un fanático del motor retro.

Construido y diseñado por el piloto y escultor Jeff Brock, este Buick Super Riviera convertido en coche de récord para Bonneville (el lago salado de Utah) de 340 caballos y 8 cilindros, ostenta seis récords mundiales de velocidad. No es extraño encontrar últimamente coches de alta gama y clásicos en Ebay; la policía británica lleva tiempo subastando vehículos embargados procedentes del narcotráfico a precios de ganga (incluso avionetas usadas para transportar droga). ¿Una vueltecita con uno de estos por tu ciudad a lo Mad Max?

Buick Super Riviera 1952

Inspirados por la película de Anthony Hopkins The World Fastest Indian, Brock y sus ayudantes (incluida su mujer) trabajaron 12 horas al día, a veces siete días a la semana para construir el coche en tiempo récord a partir del modelo que encontraron abandonado en un aserradero en Arizona. Su anterior dueño fue el renombrado fotógrafo Peter Lik, que quiso darle una segunda oportunidad a este increíble coche salido del más puro estilo steam-pumk, aportándole un estilo sacado de un pasado futurista.

En menos de dos meses llevaron a cabo la obra. El coche, cuya carrocería aerodinámica es de metal, no tiene frenos, ya que utiliza paracaídas para reducir la velocidad, al igual que los dragters. "Bombshell Betty" adquiere su apodo por una toma de aire equipada dentro de una bomba. Y es que Buick y sus espectaculares concept-cars llevan fascinando al público desde 1938.

Buick Super Riviera 1952

La Historia del Buick Riviera se remonta a 1963, con guiños en su denominación al Buick Roadmaster Riviera de 1949 y al Buick Electra 225 Riviera de 1959. Este modelo había sido concebido como sedán de lujo, posicionado por General Motors para competir con el Ford Thunderbird. El Buick Riviera (que toma su nombre de la Riviera Francesa) fue producido hasta 1999.

En este vídeo podéis ver el resultado de la reconstrucción de este Buick Super Riviera en acción, con Jeff Brock al volante y recorriendo el lunar paisaje del lago Bonneville.

El único inconveniente es que tendrás que irte a Missouri a por él. Pero por ese precio igual te merece la pena, solo por ver la cara de la gente al verlo sobre el asfalto.

Vía | Ebay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos