Publicidad

Así es el brutal Chevrolet 'Ponderosa' de Rtech: una enorme pick-up restomod con corazón Dodge

Así es el brutal Chevrolet 'Ponderosa' de Rtech: una enorme pick-up restomod con corazón Dodge
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Convertir coches clásicos en automóviles modernos de aspecto retro es una práctica bastante habitual hoy en día, y de hecho os mostramos con asiduidad algunos de los restomod más interesantes con los que nos topamos. El último es esta salvaje pick-up de Chevrolet.

Se trata de una camioneta Chevrolet Crew Cab de 1966, aunque en realidad es una especie de Frankenstein, ya que la firma estadounidense Rtech Fabrications, responsable de esta creación, ha combinado componentes de muy diverso origen.

Rtech Fabrications Chevrolet Ponderosa restomod
Rtech Fabrications Chevrolet Ponderosa restomod

El chasis de esta Chevrolet 'Ponderosa' (así la llama Rtech) es de una Chevrolet C30 de 1972, mientras que por ejemplo la carrocería es de una camioneta de 1966 y el motor es en realidad un 5.9 litros Cummins diésel de origen Dodge, heredado de una pick-up Ram de 1996.

En cualquier caso, este bloque diésel de 5.9 litros ha sido puesto a punto mediante pistones Mahle, nuevos inyectores, admisión K&N, un nuevo árbol es levas, un turbo mejorado o un sistema de escape Flowmaster. El resultado es una potencia de 558 CV y un par motor máximo de 1.763 Nm, nada menos.

Rtech Fabrications Chevrolet Ponderosa restomod
Rtech Fabrications Chevrolet Ponderosa restomod

Además de una suspensión con ballestas Skyjacker o amortiguadores Bilstein de botella externa, el modelo incorpora un cabestrante delantero de hasta 5,4 toneladas, ejes específicos Dana 60 y 70, eje de transmisión fabricado a medida, una caja transfer NP205 'heavy-duty', llantas de 20 pulgadas con neumáticos Nitto Trail Grapplers todoterreno o un depósito de combustible de 227 litros.

En el habitáculo no faltan los relojes analógicos al estilo original, tapicería de tela y vinilo de color verde, un equipo de audio RetroSound Hermosa compatible con Bluetooth o un sistema de navegación algo rudimentario: ¡una brújula!. El precio de semejante animalada, eso sí, arranca en los 150.000 dólares (unos 135.000 euros al cambio).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir