Citroën My Ami Buggy Concept es una revisión camperizada del pequeño objeto de movilidad eléctrico, y trae mejoras

Citroën My Ami Buggy Concept es una revisión camperizada del pequeño objeto de movilidad eléctrico, y trae mejoras
14 comentarios

Citroën ha pensado que es buena idea camperizar al pequeño Citroën Ami, un denominado "objeto" de movilidad que en realidad es un cuadriciclo ligero impulsado por baterías, y se ha atrevido con el Citroën My Ami Buggy Concept.

Con nuevos paragolpes, embellecedores, protecciones en los faros y aletas ensanchadas, la firma francesa quiere que sea un objeto de deseo para cualquier persona "desde los 15 hasta los 77 años".

Guiños al Méhari

citroen ami

My Ami Buggy presenta un aspecto mucho más campero que su hermano urbanita: aletas ensanchadas y rediseñadas en los laterales y protecciones tubulares en los bajos de las puertas, protecciones en los faros o el nuevo paragolpes son algunos de los ingredientes.

citroen ami

Las puertas ceden su espacio a telas impermeables transparentes que pueden montarse en caso de mal tiempo en lo que Citroën describe como "un claro guiño al Méhari".

Éstas utilizan un cierre de guías para cerrar el habitáculo y tienen una apertura en la parte superior.

citroen ami

Y en el techo, baca, rueda de repuesto e incluso una barra de iluminación LED que han sido anclados sobre el chasis tubular. También destacan neumáticos más anchos y con mayor adherencia, así como unas llantas doradas.

También hay algunos detalles extra: la palabra “Pilot" puede leerse en el techo en el lado del conductor mientras que, en el lado contrario, aparece la palabra “Copilot” y, en otro guiño al deporte del automóvil, la cifra 01 aparece en el asiento del conductor y la 02 en el del pasajero.

Buenas noticias para el confort, ya que My Ami Buggy Concept dispone de nuevos cojines de asientos Advanced Comfort cuya espuma pasa de los poco tolerables 35 mm del Ami a 70 mm.

Además, se han creado multitud de accesorios, como un soporte que permite fijar una cámara fotográfica o un botón pulsador que permite abrir el cierre centralizado de puertas que se abren, igual que en Ami, en sentido inverso.

citroen ami

Este concept no se va a comercializar, pero sirve a la firma gala de termómetro y sobre todo, de laboratorio para futuros proyectos. Ya hemos visto cómo Opel ha vestido con traje alemán a cuadriciclo, y este sí ha salido a la venta a partir de 7.200 euros.

De momento, la autonomía limitada a 75 kilómetros y la falta de infraestructura fuera de las urbes -también dentro-, hacen que este prototipo sea poco viable para su cometido: llegar hasta donde ningún cuadriciclo ligero ha llegado.

En Motorpasión | ¿Estoy preparado para comprar un coche eléctrico? Claves para saber si compensa

Temas
Inicio