Compartir
Publicidad
Publicidad

Citroën Cactus M concept: nacido del espíritu del surf

Citroën Cactus M concept: nacido del espíritu del surf
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Frescura y optimismo son las claves del Citroën Cactus M concept, el más cercano al añorado Méhari de todos los Citroën, que se presentará en el próximo Salón de Frankfurt. Se trata de un crossover abierto al exterior que avanza en los trazos del Citroën C4 Cactus para ofrecer un vehículo completamente orientado al ocio. Según cuentan en Citroën, nace del espíritu del surf y ha sido concebido para vivir entre playas, arena, sal y agua.

Sin techo o montantes de las ventanillas, el Citroën Cactus M concept combina la imagen SUV con la comodidad que evoca los tiempos del Méhari. De hecho, su habitáculo se transforma en litera y es posible utilizar la capota como tienda de campaña. E incluso el habitáculo se puede lavar con una manguera, gracias a los evacuadores de agua que integra.

Motor PureTech para un SUV con Grip Control

Citroen Cactus M Concept 002 Inspirados en el mundo del surf, sus asientos están recubiertos de neopreno
coloreado, para ofrecer al mismo tiempo confort y estanqueidad.
LongitudBatallaAnchuraAltura
4,16 m2,60 m1,77 m1,48 m

En la cadena cinemática encontramos la motorización PureTech 110 S&S EAT6, que montada sobre el Cactus M da una cifra de consumo de 4,8 l/100 km, equivalente a 110 g/km de CO₂. En las ruedas calza neumáticos Bridgestone Tall & Narrow de 19 pulgadas, una configuración que, como quedó claro cuando se dio a conocer el Citroën C4 Cactus Airflow 2L, ofrece lo que la marca denomina una "ultra-ultra baja" resistencia a la rodadura. Ahora, estas ruedas se complementan con el Grip Control de PSA para obtener la mejor adherencia posible sobre cualquier superficie.

Diseño divertido y resistente

Citroen Cactus M Concept 003 Los bajos de los paragolpes delantero y trasero
y los retrovisores se han concebido a partir del concept Citroën Aircross.

La base de diseño del Citroën Cactus M concept son las formas fluidas de un monobloque que, en color azul Jaws y realzado con TPU en los guarnecidos y los paragolpes, siguiendo la idea de los exitosos Airbumps, ha sido pensado para resistir el agua y la sal, por fuera y por dentro. Si el TPU recubre los bajos en el exterior, en el interior la mousse neopreno recubierta de tejido aumenta la estanqueidad de los asientos y disminuye su tiempo de secado.

Entre las soluciones portaobjetos se encuentran las bolsas que, cerradas con una red, se encuentran en las puertas delanteras, las únicas de que dispone el Cactus M concept. A la hora de pasar a las plazas traseras, los ocupantes lo hacen superando la cintura de la carrocería. Toda una oda al desenfado y la juventud, sin perder de vista el pragmatismo que ya conocíamos del C4 Cactus. Según cómo pase a producción, el Citroën Cactus M puede ser un gran complemento para la gama.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos