Compartir
Publicidad

Y este es el Citroën Ami One, un prototipo de coche eléctrico sin carnet

Y este es el Citroën Ami One, un prototipo de coche eléctrico sin carnet
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Citroën cumple 100 años en 2019. Para celebrarlo, la marca presentará dos concept cars este año. Ami One es el primero de ellos, y pone el foco sobre la movilidad urbana eléctrica. El segundo concept car, que abordará el tema del confort extremo, se podrá ver en mayo. De momento, Citroën evoca su pasado de coches pensados para que todo el mundo pudiese acceder al automóvil, coches sensatos y llenos de ideas prácticas, como el 2 CV original, con este Ami One.

El nombre de Ami One tiene cierta connotación amical (ami, es amigo, en francés), lo cual parece acertado para un coche destinado al car sharing. Ami One es también un guiño a los Citroën Ami 6, Ami 8 y Ami Super de los años 60 y 70, los cuales eran básicamente un 2 CV con una carrocería más angulosa. Y no faltan los guiños en los detalles del diseño de esta coche a sus ilustres antepasados.

Citroen Ami One 7

Este vehículo, cuyo diseño se aleja de los cánones del automóvil, es un cuadriciclo. Es decir, entra en la misma categoría que los coches sin carnet tipo Aixam -que tanto se ven en los pueblos franceses-. Su velocidad máxima es de 45 km/h, no es necesario un carnet de conducir para poner circular a su volante y se puede hacer desde los 15 años.

Mide 2,50 metros de largo y 1,50 m de alto y pesa tan sólo 450 kg. Obviamente, es eléctrico. Dispone de una batería de iones de litio (Citroën no desvela su capacidad) situada en el suelo del coche. Otorga una autonomía de 100 km y se puede recargar por completo desde cero en dos horas.

Una carrocería casi simétrica

Citroen Ami One 1

Pierre Icard, el diseñador de los Citroën Nemo y Berlingo, es el autor del diseño exterior del Ami One. El vehículo no responde a casi ningún código estético del automóvil. De hecho, parece más una cápsula o shuttle escapado de alguna obra de ciencia ficción.

Citroen Ami One Faro

La aparente simetría del coche cuando se le mira de perfil es sin uno de los elementos que provocan esa sensación. Aparente, porque si bien pilotos delanteros y traseros son idénticos no están en la misma posición (por no mencionar el parabrisas inclinado y la luna trasera vertical).

Newimage

El frontal, si consideramos el panel de carrocería como una calandra, es un guiño al Citroën Tipo H. Por cierto, los paneles de carrocería son perfectamente idénticos entre sí, el panel delantero se podría instalar detrás y viceversa. Lo mismo ocurre con las aletas, cualquiera se puede montar en cualquier esquina.

No es solo por una cuestión de diseño, esa similitud de paneles abarata los costes de fabricación y de mantenimiento. Si se trata de un coche que prestará servicios de car sharing, su carrocería sufrirá y a la hora de arreglarlo, será más barato tener solo dos referencias de paneles de carrocería.

Un habitáculo sencillo

Citroen Ami One 2

Para acceder a bordo se tira de una correa que cuelga del retrovisor y la puerta se abre hacia atrás (tipo suicida), como antaño. Una vez a bordo, priman los colores vivos y un cierto minimalismo. Los asientos, por ejemplo, tienen en un centro una malla. De cierto modo es un guió a los asientos del 2 CV, que no eran más que una tela estirada sobre un armazón de hierro.

Citroen Ami One 5 95

El equipamiento se ve reducido al mínimo, con un cuadro de instrumentos y pantalla de GPS ubicadas en la columna de dirección, elevalunas manual y techo solar manual. Es más, no posee ni portón de maletero, habrá que bascular los respaldos de los asientos para dejar las bolsas.

Citroen Ami One 5

Sin embargo, el equipamiento es más completo en términos de tecnología y conectividad. UN smartphone sirve de interfaz con el coche, se inserta en la columna de dirección -y ahí se recarga vía inducción-, mientras que la información necesaria se proyecta en una pantalla tipo head up display en la columna de dirección.

Oficialmente, el Citroën Ami One podría llegar a fabricarse en serie a medio y largo plazo, pero no para la venta. Xavier Peugeot, el director de producto de Citroën, habla de un servicio de alquiler del coche que podría ir desde los 5 minutos hasta los 5 años. El Ami One se podrá ver en marzo en el Salón de Ginebra. Posteriormente estará presente en el Salón VivaTech de París, en mayo, donde Citroën desvelará el concept car que celebrará el centenario de la marca.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio