Compartir
Publicidad

El Knight Industries Three Thousand ya es oficial y es un Shelby Mustang GT500KR

El Knight Industries Three Thousand ya es oficial y es un Shelby Mustang GT500KR
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me váis a permitir la licencia de publicar dos noticias el mismo día sobre el Ford Mustang, pero creo que esta merece la pena, no por el coche, sino por lo que representa, la vuelta de El Coche Fantástico a la televisión, con The Hoff con un papel secundario.

Como ya publicamos hace un tiempo, el nuevo KITT (Knight Industries Three Thousand, le han cambiado hasta el nombre) ha dejado de ser un Pontiac Firebird Trans Am para convertirse en un brutal Shelby Mustang GT500KR con apariencia aterradora. Muy bonito el coche, pero pienso que perderá la esencia de la serie original.

El nuevo KITT, como no puede ser de otra forma, estará cargado de tecnología para combatir el mal, desde armas hasta una inteligencia artificial casi perfecta, además de elementos como una carrocería que puede cambiar de color y forma, gracias a la nanotecnlogía.

Además, como véis en las imágenes, no habrá un KITT, sino que lo podremos ver en dos variantes, Hero y Attack. La primera será la versión de calle, la que se verá con más frecuencia, mientras que la versión Attack será algo así como el espectacular Super Pursuit Mode de la última temporada de El Coche Fantástico, además de verlo vestido de diferentes formas gracias a la configuración de su carrocería.

Pero de momento, sólo habrá un capítulo de dos horas, en plan película, a modo de sondeo para ver cual es la acogida de los fans de la serie a esta nueva reedición. Como he dicho, David Hasselhoff tendrá su papel, encarnando a un viejo Michael Knight, mientras que el protagonista, Justin Bruening, interpretará el papel de Mike Tracer, el hijo secreto de Michael Knight, que será reclutado para la Fundación de la Ley y el Orden por Sarah Graiman para la búsqueda y rescate de su padre, Charles Davison, cabeza pensante del nuevo KITT.

Y aquí es donde vienen los Uhmmm… y los No se, no se…

Seguro que alguno me tachará de purista, pero si se hace un remake o secuela, creo que es para hacerle honores, no para cambiarlo todo de buenas a primeras, sacándose inventos y personajes de la manga, así porque sí. Los nuevos seguidores, a quienes creo que va dirija principalmente esta secuela, seguro que disfrutarán como enanos viendo un nuevo Knight Rider cargado de tecnologías y con una nueva apariencia, pero tal vez los más puristas, los verdaderos seguidores y fans de la serie, no estén tan contentos como cabría esperar.

Eso sí, el movimiento de Ford para meter su lanzamiento estrella del año próximo es digno de alabanza. Y vuelvo a repetir otra vez, Ford Motor Company está haciendo exactamente lo mismo que hace 40 años con el Ford Mustang, sacar versiones muy potentes para los amantes de la potencia y mantener sus versiones más bajas a precios realmente competitivos para que todo el que no pueda permitirse un GT500 o simplemente no necesite tantos caballos, puede tener su pony en el garaje.

Pero además de esto, ha dado un paso más, que también dió hace casi 40 años, en la lucha por la hegemonía en las Pony Wars, meterlo en películas y series de gran audiencia, justo lo mismo que sucedió con Bullitt o con Gone in 60 Seconds (la de verdad, no esa mierda en la que sale Angelina Jolie [Zoe dixit]). De hecho, esta no será la primera vez (ni la última) que un Shelby Mustang GT500 aparezca en televisión, ya que en I am Legend compartirá protagonismo con Will Smith. ¿Qué consigue con esto? Que la gente vea la versión tope de gama, le entre por los ojos y vaya a los concesionarios a mirar las versiones más bajas y si alguno cae con el Gordo, pues mejor que mejor. Pero ojo, todo esto son elucubraciones mías, cualquier parecido con la realidad puede ser pura coincidencia.

Ya pueden ir pensando en buenas campañas de publicidad en Chrysler LLC y General Motors para el Dodge Challenger y el Chevrolet Camaro, porque Ford ya ha empezado la suya, y lo ha hecho a lo grande.

Por cierto, según la nota de prensa, la siglas de King of the Road y Knight Rider son pura coincidencia. Claaaaro, claaaaro, claaaaro…

Un saludo para todos los que nos enviaron la pista.
Vía | Jalopnik
Fotos | Ford
En MotorPasion | Las cosas no funcionan así: KITT nunca será un Shelby Mustang GT500KR

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio