Compartir
Publicidad
Publicidad

La NHTSA investiga el incendio de un Chevrolet Volt

La NHTSA investiga el incendio de un Chevrolet Volt
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia ha saltado a los medios y la bola de nieve ha empezado a hacerse cada vez más grande. Objetivamente, lo que sabemos es que la agencia para la seguridad vial estadounidense NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) realizó unas pruebas de impacto lateral al Chevrolet Volt, tras lo cual, las baterías del eléctrico comenzaron a arder (algunas informaciones apuntan a que el incendio se produjo tres semanas después de la prueba de impacto).

Podéis imaginar la cantidad de dedos acusadores que han surgido. Los viejos miedos hacia las baterías de ion-litio han vuelto con más fuerza que nunca (no estoy seguro de que se hubieran ido), lo que implica no sólo a este modelo, si no a todos los coches (ya sean híbridos o eléctricos de cualquier tipo) que montan este tipo de fuente de alimentación. De hecho la investigación de la NHTSA se centrará en cualquier coche con este tipo de baterías.

Hace unas horas GM enviaba a todos los medios una escueta nota en la que intentaba calmar los ánimos, y defender a su modelo y por extensión, a todos aquellos vehículos que utilizan una tecnología similar. Lo malo de esto es que una vez extendido el rumor, aunque fuera finalmente falso, poco se puede hacer para disuadir a la gente de la idea inicial.

Chevy Volt

En esta nota, el ingeniero responsable de vehículos eléctricos de GM (fijaos la importancia que le da la marca a la noticia como para recurrir a alguien de este rango), asegura que el Chevrolet Volt es un coche seguro y que según los propios datos de la NHTSA el riesgo de incendio de su vehículo es similar al de cualquier coche con motor de combustión.

No obstante, Jim Federico asevera que GM está colaborando activamente con la NHTSA, con otros fabricantes y con otros agentes implicados en la seguridad de las carreteras, para mejorar los protocolos de seguridad de este tipo de vehículos.

Veremos en que se queda todos esto, pero desde luego, va a ser difícil borrar el estigma. No debería ser así, pero si finalmente la NHTSA dictamina que no hay ningún problema, o que de haberlo se ha solucionado, muchos seguirán el caso del incendio del Chevrolet Volt, sin saber cómo acabó.

Vía | Chicago Tribune En Motorpasión | Chevrolet Volt, presentación y prueba en Suiza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos