Publicidad

BMW reserva 1.400 millones de euros de sus beneficios para afrontar una posible multa de Bruselas

BMW reserva 1.400 millones de euros de sus beneficios para afrontar una posible multa de Bruselas
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

BMW ha comenzado regular el año fiscal. En un informe publicado por la compañía bávara muestra una caída del beneficio neto en el primer trimestre de 2019 del 74,2 %, pasando de 2.282 millones de euros en 2018 a 588 millones de euros.

Uno de los principales factores de este desplome de las ganancias es la investigación que la Comisión Europea mantiene abierta contra BMW, Daimler y Volkswagen por frenar supuestamente el desarrollo de coches más limpios durante ocho años. BMW ha reservado un fondo de 1.400 millones de euros para hacer frente a una eventual multa.

No obstante, con 22.462 millones de euros, los ingresos la multinacional alemana se situaron en un nivel similar al del año anterior (22.665 millones de euros; -0,9%).

Bajo la lupa de la Comisión

Ue

Ante las acusaciones por parte de Bruselas, el fabricante asegura que no tiene nada que ver con investigaciones relacionadas con cárteles o fijación de precios, y que "impugnará las alegaciones de la Comisión de la UE con todos los medios legales a su disposición".

Según explica la Comisión, si después de que las partes hayan ejercido sus derechos de defensa se concluye que hay pruebas suficientes de una infracción, puede adoptar una decisión que prohíba la conducta e imponga una multa de hasta el 10 % del volumen de negocios anual de una empresa.

Lo que Bruselas sospecha es que tanto Volkswagen como BMW y Daimler pactaron durante años retrasar la entrada al mercado europeo de tecnologías menos contaminantes, pese a tener la capacidad para fabricarlas.

Dicho comportamiento, si se confirma, no implica la fijación de precios ni la participación en el mercado, pero sí violaría las normas de competencia de la UE que prohíben los acuerdos de cárteles para limitar o controlar la producción, los mercados o el desarrollo técnico.

La firma alemana también ha atribuido los resultados económicos que van de enero a marzo a los altos costos que implica cumplir con la legislación en materia de emisiones de carbono, un aumento del precio de las materias primas así como a los conflictos internacionales vigentes, aludiendo a la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China y que afecta directamente a BMW.

Aún así, BMW ha entregado un 0,4 % más de unidades a nivel global, alcanzando las 519.307 unidades. En Europa, las entregas del primer trimestre se encuentran en un nivel similar al año anterior, con de 270.950 unidades.

Un caso significativo es el de la demanda del BMW X3 que se produce localmente en China desde el verano de 2018: aumentó a más del doble en el primer trimestre.

La segunda mitad del año debería ir mejor con las ventas del renovado sedán Serie 3 que está en marcha, al igual que el SUV X7.

Bmw X3

No obstante, los planes de electrificación siguen su camino: desde finales de 2019, estos incluirán el MINI 100 % eléctrico, fabricado en la planta de Oxford y, a partir de 2020, el BMW iX3, que se producirá en Shenyang, China, para el mercado mundial.

Junto con el BMW i3, el BMW i4 y el BMW iNEXT, el fabricante alemán tendrá cinco modelos completamente eléctricos en el mercado para el 2021 y está previsto que el número aumente a al menos doce modelos para 2025.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir