Compartir
Publicidad

BMW M235i Cabrio

BMW M235i Cabrio
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de conocer con todo lujo de detalles que nos ofrece el nuevo BMW Serie 2 Cabrio, ahora toca centrarse en la versión más deportiva, el BMW M235i Cabrio. Me vais a permitir que haga un artículo aparte de este, ya que creo ciertamente que lo merece. Por un lado, será el primer vehículo descapotable de la familia M Performance.

Por otro lado, con 326 caballos de potencia será el descapotable de cuatro plazas compacto más potente del mercado, un coche que no encuentra rival ahora mismo entre el resto de marcas competidoras. ¿Sacará Audi un RS3 Cabrio? ¿Existirá un Mercedes CLA 45 AMG Cabrio? Por el momento esos dos modelos no parece que vayan a llegar pronto al mercado, ya que Audi está satisfecha con los 300 caballos del S3 Cabrio y Mercedes está desarrollando el CLA Shooting Brake. Así pues, parece que este BMW M235i tiene recorrido de sobra en su segmento.

Me encantó el BMW M135i, y aunque todavía no he tenido oportunidad de probar a fondo el M235i, estoy seguro de que será un coche que cumpla con las expectativas de los que nos gustan los coches deportivos de verdad. Los M Performance suponen acercar los M de verdad a los que no disponemos del presupuesto para comprar un M3, M4 o incluso un M5, pero manteniendo al mismo tiempo ese carácter de los BMW M capaces de enganchar a cualquier conductor que tenga algo de sangre en sus venas.

BMW M235i Cabrio

La llegada de la versión descapotable del M235i no es más que una demostración de que este tipo de productos de planteamiento deportivo funcionan en ventas y funcionan a nivel de imagen. Además no olvidemos que en un descapotable por lo general todas las sensaciones se multiplican exponencialmente, así que esperamos grandes dosis de adrenalina de este coche.

Para conseguir emocionarlos, cuenta con un motor de seis cilindros en línea que entrega 326 CV muy arriba, entre las 5.800 y 6.000 RPM. Para alcanzar ese régimen con rapidez, cuenta 450 Nm entre 1.300 y 4.500 RPM y con tecnología M Performance TwinPower Turbo. Sus cifras son de auténtico deportivo, ya que detiene el cronómetro en el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos en las versiones de caja manual y rebaja esa cifra hasta los 5 segundos con la caja Steptronic deportiva de ocho marchas opcional.

Caja manual con lubricación por carter seco

De serie trae la caja de cambios manual de seis velocidades, que tiene una serie de modificaciones respecto a la del resto de Serie 2 Cabrio. Esta tiene lubricación de cárter seco y se ha optimizado para conseguir una reducción del tiempo necesario para cambiar de marchas, favoreciendo así la conducción deportiva.

BMW M235i Cabrio

Como es lógico la velocidad punta está autolimitada electrónicamente a 250 km/h. Si no estiras el motor hasta ese punto conseguirás además unos consumos muy racionales para un coche de 326 caballos de potencia, ya que han homologado 8,5 l/100 km para las versiones manuales y 7,9 l/100 km para las que lleven la caja opcional de ocho velocidades Steptronic.

Para adaptar el resto del conjunto a este potencial y a sus prestaciones, el BMW M235i Cabrio cuenta con un equipo de frenos específico más eficaz que el del resto de los Serie 2 Cabrio. Por otra parte la dirección deportiva variable debería darle el tacto deportivo y fino que necesitas cuando estás al volante de un coche de este tipo.

Al igual que ocurría con el M135i, aunque es fácil configurar un Serie 2 Cabrio con el paquete de equipamiento M y hacerlo lucir casi idéntico a esta versión deportiva, lo cierto es que este tiene algunos elementos específicos que lo seguirán diferenciando del resto de modelos descafeinados.

BMW M235i Cabrio

Frenos deportivos BMW M Performance

Además del equipo de frenos específico con las pinzas en color con el logotipo de M GmbH, también las llantas de 18 pulgadas son específicas para este modelo deportivo. Opcionalmente se pueden montar también llantas forjadas de 19 pulgadas que mejoran considerablemente el aspecto del conjunto.

En el exterior también son específicas las varillas horizontales de las entradas de aire delanteras, que junto con los espejos retrovisores en color Ferric Grey le diferenciarán de sus hermanos de gama. En la trasera las salidas de escape a cada lado, con terminaciones en color negro brillante, son sus principales señas de identidad.

Para mejorar su comportamiento deportivo cuando lo quieres llevar al límite, puedes optar por un diferencial trasero desarrollado por M Performance, con el que las derrapadas son más accesibles para cualquiera y se mejora la capacidad de tracción cuando la trasera quiere adelantar al habitáculo.

BMW no nos ha desvelado por el momento cuanto costará ni la Serie 2 Cabrio ni el M235i Cabrio, así que nos tocará esperar para saber si entra dentro de nuestro presupuesto o no. En cuanto tengamos noticias del precio, os daremos todos los datos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio