El BMW iX1 se deja ver camuflado en el Polo Norte mientras pone a prueba su autonomía de más de 400 kilómetros

El BMW iX1 se deja ver camuflado en el Polo Norte mientras pone a prueba su autonomía de más de 400 kilómetros
Sin comentarios

El próximo miembro de la familia eléctrica de BMW, el todocamino iX1, se encuentra ultimando su puesta a punto en el Círculo Polar Ártico. Así nos lo ha hecho saber la propia marca a través de unas imágenes donde, debidamente camuflado, rueda al límite sobre el hielo en su centro de test invernal de Arjeplog (Suecia).

Sin embargo, y a diferencia de las anteriores ocasiones en que nos hablaron de él, en esta tentativa ya han dejado escapar un dato jugoso: el de su autonomía, la cual se prevé que figure por encima de los 400 kilómetros.

Apurando las últimas nieves

Bmw Ix1

Por si alguien se pregunta qué hace BMW probando sobre el hielo mientras el resto del mundo está inmerso ya en la primavera, los bávaros nos dan la respuesta. Y es que, antes de su salida al mercado, necesitan comprobar que toda la plataforma motriz del modelo funciona en perfecta armonía.

El hielo es, además, la mejor manera de poner en aprietos al sistema de tracción integral que componen los dos motores eléctricos del iX1 (uno por cada eje), cuya potencia sigue siendo un secreto muy bien guardado.

Relacionado con la propulsión, el frío extremo es también el juez más duro para las baterías y su capacidad de recarga. En este punto, BMW estima que el iX1 contará con una autonomía superior a 400 km, más concretamente entre los 413 y los 438 km de acuerdo con el protocolo WLTP.

Bmw Ix1

Habrá que esperar a la homologación de estas cifras para determinar esta autonomía con exactitud pero, de confirmarse, entraría con buen pie en la pelea que seguramente librará contra el EQA de Mercedes-Benz, perteneciente a su mismo segmento y con un rango de 420 km.

Asimismo, hacer bailar un prototipo sobre pistas heladas permite verificar el correcto trabajo de todos los componentes del chasis, así como predecir el comportamiento dinámico que tendrá el modelo en manos de sus propietarios. El iX1 no es una excepción y, a tenor de lo que la marca deja caer en su comunicado, sus ingenieros parecen estar contentos con el resultado.

Por último, aun a pesar del camuflaje se aprecia que el iX1 seguirá en gran medida la estética del X1 que conocemos, algo que ya sucede con el i4 y el resto de los Serie 4. Pero para conocer con exactitud los detalles que los diferenciarán, habrá que esperar a que BMW levante el telón y presente en sociedad el que, según ellos mismos, será su eléctrico de mayor volumen.

Temas
Inicio