Compartir
Publicidad
Publicidad
Estas son las trece claves y 30 imágenes del asombroso BMW i8 Roadster visto en persona
BMW

Estas son las trece claves y 30 imágenes del asombroso BMW i8 Roadster visto en persona

Publicidad
Publicidad

Actualmente solo existen cuatro unidades pre-serie del BMW i8 Roadster en todo el mundo. Una está en el Salón de Los Ángeles y ha sido la que han utilizado para dar a conocer el nuevo modelo. Otra está en Alemania, en la casa de BMW. Una tercera está en Londres y la cuarta estuvo en Madrid la semana pasada.

Así pues, hemos sido de las primeras personas en todo el mundo en ver en persona el nuevo BMW i8 Roadster. El superdeportivo híbrido descapotable es sencillamente espectacular, sigue pareciendo un concept car puesto en la calle, y estos han sido los 13 puntos clave que más nos han llamado la atención del nuevo modelo.

BMW i8 Roadster delantera

Desde que BMW presentó el primer BMW Vision EfficientDynamics en el Salón de Frankfurt de 2009, y más tarde con el BMW i8 Concept Spyder, la versión roadster o spyder del superdeportivo del futuro ha estado en boca de todos.

Cuando el BMW i8 Coupé se puso a la venta en 2014, los responsables de la marca dijeron que la versión roadster no estaba dentro de sus planes, dejando aparcado el proyecto en un cajón.

BMW i8 Roadster optica trasera

Mientras los años pasaban, del BMW i8 Coupé se han vendido más de 12.500 unidades en todo el mundo, 150 de las cuales se han quedado en nuestro país.

Este coche ha sido para BMW su escaparate tecnológico rodante, un modelo extremadamente vanguardista en muchos aspectos, como las formas de su carrocería, el sistema híbrido que lo impulsa, el chasis fabricado en fibra de carbono o las distintas soluciones tecnológicas que incorpora, incluyendo en opción los faros láser.

BMW i8 2014 lateral

Las ventas del BMW i8 han superado, según la marca, las previsiones más optimistas de ventas. Y ahora, cuatro años después de poner la versión Coupé a la venta y mientras todavía sigue pareciendo un coche del futuro cuando te encuentras una unidad circulando por la calle, ha llegado el momento de poner a la venta la versión Roadster, esa que había quedado guardada en un cajón.

Un coche que, a juzgar por lo que hemos visto, no es simplemente un BMW i8 Coupé sin techo.

Salida de aire delantera corregida

BMW i8 Roadster delantera

Uno de los puntos que cambian en los nuevos i8 Coupé y Roadster respecto al modelo original, es la forma de la salida de aire situada en el centro del capó delantero, que por cierto es fijo y no se puede levantar.

El i8 que conocíamos hasta ahora tenía una cavidad demasiado marcada para esa salida de aire, tanto que más que un conducto de extracción, parecía una toma de aire. Ese hueco tendía a acumular mucha suciedad e incluso hojas de los árboles, lo cual obligaba a limpiarlo con cuidado y demasiada frecuencia.

BMW i8 Roadster luces

Ahora en cambio, con el nuevo rediseño, tanto al versión Coupé como la Roadster montan una salida de aire mucho más discreta, formada por dos sencillas láminas situadas a ras del resto del capó, las cuales no adolecen del mismo problema que la anterior. Solucionado.

Llantas de 20 pulgadas de nuevo diseño

Uno de los elementos más característicos de los BMW i son sus llantas y neumáticos, grandes y estrechos para optimizar la resistencia a la rodadura. El diseño de las llantas originales del i8 era muy conservador, y por ello, a pesar de sus 20 pulgadas de diámetro, no destacaban en el conjunto.

BMW i8 Roadster puerta levantada

Muchos clientes, especialmente en Estados Unidos, recurrían a las llantas de competencia para que este punto clave del conjunto ganase presencia. En los nuevos i8 Coupé e i8 Roadster, las llantas siguen siendo de 20 pulgadas, pero ahora lucen un diseño más deportivo y acorde con el resto del conjunto.

Se trata de unas llantas multiradio con la garganta y parte del perfil pintados en color negro, sin duda mucho más acertadas que las anteriores.

Una trasera muy Ferrari 458 Italia

BMW i8 Roadster trasera

El aspecto del BMW i8 Roadster impresiona, lo cual es lógico utilizando la base que utiliza. Pero sin duda lo más destacado del nuevo biplaza descapotable, es la forma que adopta la parte trasera, especialmente la sección situada encima del pequeño motor tricilíndrico 1.5 de combustión heredado de MINI.

Mientras en el Coupé en ese tramo hay una luneta retráctil que da acceso al pequeño maletero de 155 litros, en este se han diseñado una pieza que hace las veces de tapa del maletero y sección móvil para esconder la capota de lona.

Una plancha de aspecto contínuo dividida en secciones la cual fluye desde el vértice posterior del coche hacia la espalda de los ocupantes de las plazas delanteras, dibujando con maestría las jorobas que hacen las funciones de arcos de seguridad en caso de vuelco.

Esta solución hace que el aspecto del i8 Roadster gane muchos enteros respecto al Coupé, dándole un aspecto muy cercano al de otros grandes superdeportivos como el Ferrari 488 Spider o el McLaren 570S Spider. Además, sigue manteniendo los conductos abiertos por los que el aire fluye donde debería estar el pilar C, una forma que solo es posible al estar la carrocería fabricada en fibra.

Tres inscripciones que delatan al BMW i8 Roadster

BMW i8 Roadster logo

El BMW i8 Roadster luce con orgullo su nombre. Aunque incialmente se barajaba una posible denominación Spyder, finalmente han optado por llamarlo Roadster, como manda la tradución en los deportivos descapotables de dos plazas.

Así pues, el nombre lo luce en tres puntos de la carrocería: dos placas situadas en los laterales y una tercera en la trasera, justo en el centro de plancha que esconde el motor de combustión. Para que nadie tenga dudas sobre qué versión es esta.

Mantiene las puertas de apertura vertical

BMW i8 Roadster

A la hora de definir las formas de la carrocería Roadster, uno de los retos más importantes a los que se enfentaron ingenieros y diseñadores, fue cómo podrían mantener las puertas de apertura vertical con ventanillas sin marco, especialmente ahora que no hay un perfil del techo que le de forma y sustento.

Finalmente han conseguido mantener las puertas con un sistema de apertua idéntico al del modelo Coupé original. Se trata de puertas fabricadas completamente en fibra de carbono, de ahí que sean tan ligeras y fáciles de abrir o cerrar tanto desde dentro como desde fuera.

BMW i8 Roadster

Se unen al resto del conjunto a través de unos brazos móviles situados en la parte delantera de las puertas, sobre el pilar A del parabrisas, el cual por cierto sigue siendo de fibra de carbono. Respecto al Coupé hay una mejora considerable, la ventanilla puede bajar del todo hasta albergarse dentro de la puerta, algo que no ocurría en el Coupé y hacía incómodas algunas maniobras como sacar el ticket de acceso a un parking.

Capota de lona ligera y rápida

El proceso de apertura y cierre de la capota lleva 15 segundos y se puede hacer en marcha siempre por debajo de 50 km/h. Puede parecer demasiado tiempo, pero a decir verdad eso es lo que tarda desde que comienza hasta que la capota está guardada y las ventanillas vuelven a su posición cerrada.

BMW i8 Roadster

Otra opción es terminar el proceso antes y disfrutar de la conducción con el aire entrando por el hueco de las ventanillas y la capota, algo muy recomendable en un modelo de este planteamiento.

El peso del conjunto de capota y sistema de apertura es bastante contenido, de ahí que entre la versión Coupé y la Roadster solo haya 60 kilos de diferencia de peso a favor del Coupé.

Impresión de piezas de aluminio en 3D

En esa contención de peso, lógica por otra parte si tenemos en cuenta que se trata de un modelo híbrido con el consiguiente peso de las baterías, juega un papel muy importante un novedoso proceso de impresión de algunas piezas en 3D en aluminio.

Hablamos de las piezas que conectan el mecanismo del techo con la carrocería del nuevo modelo, las cuales están fabricadas con este novedoso proceso, tal y como puede verse en el vídeo. Según dícen, estas piezas tan pequeñas y perfectas, no podrían fabricarse en aluminio con un proceso de fundición tradicional.

De cuatro a dos plazas, pero con más maletero

BMW i8 Roadster

Otro de los aspectos más destacados del BMW i8 Coupé, era su configuración interior 2+2. A pesar de las marcadas formas de su carrocería Coupé, el BMW i8 Coupé podía mantener dos plazas posteriores tan útiles como las de un Porsche 911, perfectas para llevar niños. Todo ello gracias a que el motor, situado en posición central, es de solo 1.5 litros y por tanto ocupa muy poco espacio.

BMW i8 Roadster

En la versión Roadster, las plazas posteriores desaparecen para dejar espacio para albergar la capota cuando está abierta. Es un biplaza, pero a cambio ofrece un nuevo espacio muy práctico con tres compartimentos situados detrás de los asientos que juntos suman 92 litros, a los que hay que sumar los 155 litros del maletero convencional.

BMW i8 Roadster

Los asientos se reclinan hacia adelante con solo tirar de una pieza de tela y empujar sus respaldos, dejando libre el acceso a ese área de carga extra respecto al Coupé en la que además se podrá guardar un kit de bolsas hechas a medida.

Más potencia, más autonomía, mismo peso de las baterías

La llegada del nuevo i8 Roadster trae aparejada la llegada de importantes novedades mecáncias, tanto para el Coupé como para el Roadster. El motor eléctrico se ha optimizado para desarrollar ahora 143 CV, 12 CV más que antes. Por otro lado, las baterías de 7,1 kWh dejan paso a unas de 11,6 kWh con una capacidad de 34 Ah frente a los 20 anteriores.

BMW i8 Roadster

Con ello aumenta el rango de autonomía eléctrica, que pasa de los anteriores 37 km hasta 53 km en el Roadster (55 km en el Coupé). Lo mejor de todo, es que este aumento de la capacidad de las baterías no supone un aumento de peso de las mismas, lo cual le permite en el caso del i8 Roadster seguir contando con una relación peso/potencia de 5,8 kg/Kw.

Depósito de combustible opcional de 42 litros

Otra de las novedades, yo creo que destacadas en un modelo de este segmento, es la llegada de un tanque de combustible opcional de 42 litros. En el BMW i8 que conocíamos hasta ahora, el depósito era de 32 litros y eso hacía que se quedase algo justo, especialmente en viajes largos.

BMW i8 Roadster

Ahora en opción se podrá pedir un depósito más amplio de 42 litros con el que según BMW, se asegura una autonomía de 600 kilómetros, que ya es una cifra lógica para un uso práctico del vehículo.

Proyección del logotipo i8 al abrir las puertas

Sin duda y a pesar de los años, el BMW i8 sigue destacando especialmente por su impresionante aspecto. Por ello, no es necesario que incluya demasiados detalles para ser el centro de atención allá por donde pase.

BMW i8 Roadster

Aun así, en BMW han incorporado a los i8 un elemento que está últimamente muy de moda, la proyección del logotipo del modelo desde los espejos retrovisores. Basta con pulsar la tecla de desbloqueo de puertas para que el sistema comience a proyectar el logotipo sobre el suelo.

Llave Display Key

Cuando llegó al mercado el BMW i8 en 2014, todavía no existían ningún coche con la BMW Display Key, esa llave con espíritu de smartphone que introdujo el Serie 7 y que luego incorporaron otros modelos como el Serie 5.

BMW Display Key

Pues bien, siendo como es el escaparate tecnológico de la marca, el BMW i8 Roadster así como el Coupé podrán contar en opción con esta llave en la que, gracias a su pantalla de 2,2 pulgadas y sistema de conexión remoto con el vehículo, podremos conocer la autonomía restante y la carga de la batería, abrir y cerrar las ventanillas o chequear el nivel de combustible restante en el depósito.

El BMW i8 Roadster, en torno a 15.000 euros más caro que el Coupé

BMW i8 Roadster

Por el momento, el precio para el mercado español no se ha dado a conocer, pero la marca sí ha hecho público el precio que tendrá el nuevo modelo en Alemania, donde costará 15.000 euros más que el Coupé.

Los responsables de la marca en España están tratando de definir el precio para nuestro mercado con la central, pero seguramente se situará en una cifra similar. Eso hace que si un BMW i8 Coupé hoy en día cuesta 141.850 euros, el BMW i8 Roadster debería tener un precio en torno a los 155.000 euros.

Las imágenes de este artículo corresponden a la versión americana y están sacadas de Carscoops, ya que en la presentación española BMW no permitía hacerle fotos.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos