Compartir
Publicidad
Publicidad

Así queda el BMW Serie 2 Cabrio cuando lo llenas de "chuches" M Performance

Así queda el BMW Serie 2 Cabrio cuando lo llenas de "chuches" M Performance
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El BMW Serie 2 Cabrio fue una de las últimas novedades presentada por la marca alemana durante su entretenido año 2014. El compacto descapotable, llamado a hacer olvidar al Serie 1 Cabrio de la generación anterior, despertó el interés de muchos que ven en el una forma de seguir disfrutando de las bondades de los descapotables de techo de lona.

Ahora, después de saber que el BMW Serie 2 Cabrio está a la venta desde 38.500 euros, nos lo muestran cargado de accesorios M Performance para que, si no nos había gustado lo suficiente, nos calentemos la cabeza y lo pidamos bien cargadito de extras que mejoran su aspecto y dinámica deportiva.

BMW Serie 2 Cabrio M Performance

Basta con centrar en el la mirada por un momento para darnos cuenta de que este coche tiene cosillas muy finas que adornan su carrocería. Empezando por la parrilla doble que preside el frontal con el marco exterior en color negro brillante, siguiendo por los espejos retrovisores con carcasas en fibra de carbono, los faldones laterales con inscripciones M Performance o el faldón posterior con el difusor específico.

Todo en el irradia deportividad, especialmente algunos detalles como las líneas que recorren la cintura de adelante a atrás. Las llantas específicas de 19 pulgadas se pueden encargar en tono oscuro y metálico o aluminio pulido, y son unas dignas herederas de las llantas más bonitas que bajo mi punto de vista han hecho en BMW, las del M3 CSL (E46).

BMW Serie 2 Cabrio M Performance 6

La combinación de fibra de carbono y alcántara suele entusiasmar a los más finos amantes de los coches deportivos. Por ello en BMW han pensado en combinar ambos materiales en las molduras interiores y por ejemplo el guardapolvo en Alcantara de las versiones con cambio manual.

El volante vuelve a ser la pieza estrella en este M Performance, combinando de forma precisa partes de fibra de carbono con el aro en alcántara que te hará sentir que estás al volante de un coche de carreras. Por si no te lo crees, puedes pedir el Race Display, una pequeña pantalla informativa que va en la parte superior del aro del volante para que no tengas que alejar la vista de la trazada perfecta.

Bmw Serie 2 Cabrio M Performance 2

Las alfombrillas, la llave forrada en alcántara y cuero, el reposapiés de acero inoxidable, o las molduras que ves cuando abres las puertas con la inscripción M Performance son algunas de las "chuches" que se ofrecen en el catálogo de M Performance. Puedes pedir los accesorios directamente de fábrica o montarlos poco a poco una vez que lo tienes ya en tu poder.

Mecánica M Performance

Los M Performance, esos coches a medio camino entre los M "de verdad" y los simples acabados de aspecto M, no sólo se ciñen a darle un aspecto más deportivo a sus coches. A nivel mecánico también se ofrecen diferentes Power Kit que sacan algo más de rendimiento a los motores. Así para el 220d Cabrio se consigue un aumento de la potencia de 14 CV, pasando de 190 CV hasta 204 CV.

Bmw Serie 2 Cabrio M Performance 5

Gracias a ese aumento de potencia, acelera de 0 a 100km/h en 0,3 segundos menos. Lo más llamativo de todo es que este aumento de potencia no supone un aumento del consumo, que sigue quedándose en unos ridículos 4,4 l/100 km.

Escapando del motor, en el catálogo M Performance también encontramos un diferencial de deslizamiento limitado que mejora el comportamiento al límite. También hay equipos de frenos sobredimensionados, que además de detener el coche con más contundencia cuando vas a ritmo alto, también mejoran considerablemente el aspecto del coche, que se ve muy serio a través de esas preciosas llantas de 19 pulgadas.

En Motorpasión | BMW Serie 2 Cabrio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos