Compartir
Publicidad
Publicidad

El Cadillac CTS Vsport prueba suerte en Nürburgring

El Cadillac CTS Vsport prueba suerte en Nürburgring
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya unos meses que os hablamos del nuevo 2014 Cadillac CTS y entre sus motorizaciones destacaba el motor V6 más potente que haya montado nunca un coche de General Motors. Este motor V6 es un 3.6 Twin Turbo que entrega 426 CV que, debidamente procesados por una caja de cambios automática de ocho velocidades, se mandan al eje trasero.

Eso sí, este motor siempre va emparejado con el acabado más alto, el Cadillac CTS Vsport, que viene a sustituir al Cadillac CTS-V. El CTS Vsport como sustituto ha empeorado ligeramente las cifras de su antecesor, ya que se ha reducido el número de cilindros de 8 a 6, el cubicaje, de 6.2 a 3.6 litros y la potencia, de 562 CV a 426 CV. El CTS-V marcó en su momento un gran tiempo por debajo de los ocho minutos en el medidor de rendimiento por excelencia, el Nordschleife de Nürburgring.

Con la nueva generación y la nueva motorización, el Cadillac CTS Vsport tenía que volver a Alemania a desafiar al temible circuito y recientemente ha hecho el viaje para ponerse a prueba. El tiempo que ha marcado el CTS Vsport han sido unos discretos 8:14.1 un tiempo bastante alejado del sorprendente 7:59 que marcó el Cadillac CTS-V de 2009.

El Cadillac CTS fue diseñado para una buena conducción en autopistas como las autobahnen alemanas y la suspensión, dirección, amortiguadores y chasis están especialmente orientados a una conducción rápida en circuito. Como siempre que se hacen estas pruebas, el coche ha de ser de serie para que se valide el tiempo y efectivamente los coches que salgan de la fábrica en otoño serán idénticos a los que han estado rodando en Nürburgring (han llevado CTS normales y el CTS Vsport).

El Cadillac CTS equipa una suspensión magnética y un diferencial electrónico que gestiona el par que se envía a cada rueda. Esta berlina media de Cadillac ha mejorado mucho en capacidades en cuanto a dinámica respecto a la generación anterior, pesa menos y tiene un chasis más rígido, aunque en su tope de gama tiene bastante menos potencia que sus competidores como son el Audi RS6, el BMW M5 o el Mercedes E63 AMG.

Un tiempo discreto, que probablemente pueda mejorar con una tracción total o con un motor más bruto.

En Motorpasión | 2014 Cadillac CTS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos