Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW Serie 3, cómo pasa el tiempo...

BMW Serie 3, cómo pasa el tiempo...
Guardar
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El último modelo de BMW en llegar al mercado español, ha sido el nuevo BMW Serie 3, sin duda alguna uno de los pilares fundamentales en el que se sustenta la estrategia de la marca. Se trata de la sexta generación del BMW Serie 3, y aunque la evolución desde el modelo original salta a la vista, todavía mantiene los rasgos básicos que le caracterizaban.

Cuando se presentó en julio de 1975, el BMW Serie 3 adquiría la arquitectura básica de los BMW 1500/2000, aunque también estaba infuenciado por el 1600 de 1966 y los coupés 1600ti y 2002tii que sirvieron de semilla para los Serie 3 Coupés.

Pero también se parecía de forma innegable a su hermano mayor el BMW Serie 5, algo que no ocurre en el modelo actual. Por el contrario de lo que ocurría en aquella época, ahora el BMW Serie 3 es el que marca el estilo que tendrán en el futuro los nuevos modelos de la marca.

Pero repasemos su historia desde el año 1975 hasta ahora…

BMW Serie 3 de primera generación (1975-1983)

El aspecto del primer BMW Serie 3 era muy característico, y todavía hoy el modelo actual mantiene alguno de sus rasgos. Su carrocería de tres volúmenes llamaba especialmente la atención por la gran superficie acristalada.

BMW Serie 3

Otro de sus signos son los riñones característicos de la marca presidiendo el frontal, el cual alberga también a los lados de la parrilla las ópticas dobles con forma redonda.

Los cortos voladizos y una anchura de la vía delantera de 1.364 milímetros, hacían de él un coche con un aspecto muy deportivo que sin duda marcó una época.

Llega la segunda generación (1982-1993)

Ahora que los veo a todos juntos, me atrevo a decir que los cambios más pequeños a nivel estético se han dado entre la primera y la segunda generación. Básicamente, manteniendo las mísmas líneas maestras, se mejoró a nivel aerodinámico.

BMW Serie 3

El nuevo modelo era 35 milímetros más ancho que el primero, y los sutiles cambios en su silueta hacían que tuviese un aspecto más robusto que el primero.

Tercera generación (1990-1997)

Con la llegada de esta tercera generación, el cambio si que es más notable. Se puede hablar de un modelo completamente nuevo, que crece considerablemente en todas sus cotas y que tiene un aspecto completamente nuevo, vanguardista y moderno.

En el frontal, las líneas rectas del modelo anterior están ahora más suavizadas, y las ópticas dobles redondeadas están ahora protegidas por un cristal que los cubre.

BMW Serie 3

Y para que nos hagamos una idea de la evolución de un modelo como este de generación en generación, una de las cosas más destcadas de esta tercera generación era que las ventanillas iban enrasadas con el resto de la carrocería, algo que hoy en día es lo más habitual.

Los riñones de la marca se mantienen, y unidos a un logotipo de mayores dimensiones, se podía identificar inequívocamente como un BMW.

Cuarta generación (1998-2005)

Generación tras generación, los coches van creciendo de tamaño. Tanto que un Serie 3 actual, puede ser igual de grande o más que un Serie 5 de hace 20 años. Lanzada en mayo de 1998, la cuarta generación de la berlina deportiva es alrededor de 40 milímetros más ancha y las vías se han incrementado en 60 milímetros respecto al antecesor.

BMW Serie 3

Si en la anterior generación las líneas rectas se habían suavizado, en éste directamente dejan paso a líneas curvas que se mezclaban con las ópticas integradas en la línea del capó en el frontal.

La anterior a la actual (2005-2011)

La evolución continuó con la generación que se ha vendido hasta hace solo unos días en los concesionarios de toda España. Presentado en 2005, el BMW Serie 3 de anterior generación ganaba mucho en cuanto a aspecto respecto a su predecesor.

Su frontal mantenía el estilo de la marca, con el doble riñón especialmente marcado por las formas del paragolpes, que se unían al capó e ingraban más si cabe las ópticas delanteras.

BMW Serie 3

Y en esa generación, por primera vez el aspecto delantero de las berlinas se diferenciaba respecto a las versiones coupé y cabrio. De esta forma, la berlina adquiría una personalidad propia y en las últimas unidades que se vendieron, las ópticas delanteras incluían dos esferas que se iluminaban dándole un aspecto más moderno y actual que las de 2005.

El nuevo BMW Serie 3

Ahora, 35 años después del lanzamiento del primer BMW Serie 3, llega al mercado la sexta generación de esta exitosa berlina. La evolución en el plano del diseño es más que evidente, ya que el nuevo BMW Serie 3 incorpora una parrilla delantera absolutamente rompedora, que rompe considerablemente con la línea de diseño aplicada hasta ese momento.

En el nuevo modelo, las ópticas están completamente intergadas con los riñones delanteros, que por supuesto no desaparecen en el nuevo BMW. La forma de las ópticas es mucho más afilada que en los modelos anteriores e incorporan tecnología LED.

BMW Serie 3

La parrilla delantera desaparece para dejar paso a dos grandes entradas de aire situadas bajo los faros delanteros. Ambas están unidas en la parte central, lo cual mejora considerablemente la resistencia aerodinámica.

Por su parte el capo gana fuerza gracias a sus formas más musculosas, y en general el nuevo modelo se acerca mucho más por tamaño, formas y dimensiones al BMW Serie 5 que a las anteriores generaciones del BMW Serie 3.

BMW Serie 3

Es curioso ver la evolución de un mismo modelo a lo largo de los años, y en el caso del BMW Serie 3 han demostrado que manteniendo la esencia, se puede ir adaptando el diseño a al paso del tiempo. Y todo ello, sin dejar nunca de utilizar los riñones tan característicos de los BMW, sin duda alguna su principal seña de identidad.

En Motorpasión | Nuevo BMW Serie 3 Berlina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos