Compartir
Publicidad
Publicidad

Gracias a Ray los Audi no volverán a circular por las fábricas

Gracias a Ray los Audi no volverán a circular por las fábricas
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

La planta de Audi en Ingolstadt tiene dos nuevos inquilinos que conviven con los coches. Se llaman Ray y son dos robots que se encargan de mover los coches desde el final de la línea de producción hasta un área de almacén interno. Forman parte de un proyecto en el que trabaja Audi para desarrollar nuevas soluciones para las fábricas del futuro.

Estos dos robots constan de un marco de seis metros de largo por tres de ancho provistos de sensores con los que determinan la posición y las dimensiones de un coche para ajustarse a él. Cuando le tiene tomada la medida engancha las ruedas y las eleva sobre el suelo hasta 10 centímetros, y mediante un software se le asigna el espacio donde debe depositar el vehículo.

Capaces de mover coches de hasta 5,3 metros de largo, Ray podría suponer el fin de los operarios encargados del transporte interno de los coches, esos que los ponen en marcha por primera vez cuando ya están ensamblados y finalizados. A cambio, Audi asegura que cuando consiga aplicar estos robots a las cadenas de producción, la eficiencia productiva va a mejorar considerablemente. Pero ¿a costa de quienes?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos