Compartir
Publicidad

Este Aston Martin DBR1 que pilotó Stirling Moss podría rozar los 20 millones de dólares en subasta

Este Aston Martin DBR1 que pilotó Stirling Moss podría rozar los 20 millones de dólares en subasta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de apenas dos meses, entre el 18 y el 19 de agosto, el especialista RM Sotheby's sacará a subasta un Aston Martin muy especial en su cita de Monterey, con ocasión del Concurso de Elegancia de Pebble Beach. Se trata de un vehículo de carreras del que sólo se fabricaron cinco unidades, y ésta en concreto es la primera de todas, que podría alcanzar un precio de 20 millones de dólares.

El Aston Martin DBR1/1 de las imágenes, completamente original, fue pilotado en su época por grandes nombres como Sir Stirling Moss (que ganó los 1.000 kilómetros de Nürburgring de 1959), Carroll Shelby, Jack Brabham, Reg Parnell o Roy Salvadori. No obstante, el modelo -aunque otra unidad, el DBR1/2- consiguió incluso la victoria en las 24 Horas de Le Mans (también en 1959).

En un principio el DBR1 equipó un motor 2.5 litros, aunque a partir de 1957 se montó un seis cilindros en línea de 3.0 litros (RB6.300) y unos 250 CV de cara a Le Mans. La unidad que sale a subasta lleva una reproducción del motor original fabricada por R.S. Williams, aunque la compañía de subastas aún no ha ofrecido toda la información relativa al coche.

Este Aston Martin DBR1 que pilotó Stirling Moss puede rozar los 20 millones de dólares en subasta
Este Aston Martin DBR1 que pilotó Stirling Moss puede rozar los 20 millones de dólares en subasta

Ganador del premio al "deportivo más elegante" de Pebble Beach en 2001, este DBR1/1 ha pasado por diversas manos y, si finalmente cambia de dueño una vez más durante el evento de agosto, al precio estimado, se convertirá en el modelo británico más caro de la historia y también en el Aston Martin más valioso hasta la fecha (casi 18 millones de euros al cambio).

Y por si fuera poco, en la subasta estará acompañado por un Aston Martin Ulster Competition Sports de mediados de los años treinta, valorado en 2,5 millones de dólares, un Aston Martin DB4GT de 1959 con un precio estimado en 7 millones de dólares y también por un moderno DBR9 de competición, por el que podrían llegar a pagarse 375.000 dólares.

Fotos | Tim Scott / RM Sotheby's

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio