Compartir
Publicidad
Publicidad

Impresionante el Alfa Giulia, pero... ¿eso es todo?

Impresionante el Alfa Giulia, pero... ¿eso es todo?
Guardar
64 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer se presentó el esperado Alfa Romero Giulia, una berlina de altas prestaciones con la que la marca italiana reaparece en un segmento que abandonó tras el Alfa 159 y en el que hizo coches dignos de recordar, como el Alfa 75 o el 155 Q4. Después de un descanso de unos cuantos años vuelve con fuerza, con el Giulia y su V6 de 510 CV de potencia. ¿Un coche con el que colmar las ansias de los alfistas?

Parece que tiene papeletas por la información que la marca ha dado: un reparto de pesos 50/50, una relación peso/potencia por debajo de los tres kilos por caballo, un motor V6 turboalimentado, materiales ligeros como el aluminio y la fibra de carbono, una aceleración de 0 a 100 en 3,9 segundos... Como ves pinta muy bien, pero ayer mismo ya recibió sus primeras críticas. ¿No es lo esperado?

650 1200

En cuestión de diseño hay que decir que resulta atractivo, pero estamos hablando de una versión deportiva y de un Alfa, más de uno ya ha dicho que le falta algo. Alfa Romeo se ha caracterizado siempre por unos diseños muy personales, muy italianos y muy arriesgados. No es el caso y si repasas sus diferentes vistas puedes encontrar parecidos razonables con muchos modelos. No digo que se parezca a ninguno en concreto, pero no es diferente, es uno más.

Parece demasiado corriente, una berlina normal con un motor gordo. Y si pensamos en una posible futura versión o versiones más ahorradoras y sin ese potentísimo motor, la cosa empeora. ¿O el Giulia se va a quedar sólo en una berlina de altas prestaciones? Desde luego como tal no va a defraudar con semejante potencial y derroche en busca de un comportamiento dinámico intachable.

2560 3000

Al comentado reparto de pesos se une un chasis muy rígido, una dirección que se anuncia como la más directa del mercado y unos frenos carbocerámicos para detener la tonelada y media que más o menos pesará el Giulia. El precio lógicamente estará en consonancia a esta selección de componentes y ahí entramos de nuevo en el punto que más críticas ha levantado, su diseño.

Estaremos hablando de varias (muchas) decenas de miles de euros, un hándicap para una carrocería berlina pero que, por ejemplo Mercedes, BMW y Audi han sabido exprimir con sus AMG, M y RS respectivamente. El Giulia debería encontrarse al nivel de éstos, por prestaciones lo está, y ahí viene cuando Alfa debería haber jugado la baza de una imagen rompedora para luchar frente a estos afianzados alemanes.

Personalmente me parece un auténtico capricho y estoy seguro de que debe transmitir tremendas sensaciones, pero esperaba más en cuanto a diseño. No puedo evitar comparar algunos de sus rasgos con un BMW Serie 3, Mazda6 o Audi A4, por ejemplo. Y mira que me gusta, pero parece que Alfa ha decidido no arriesgar mucho como sí hizo en su día con el elegante GT y me he quedado un poco a medias.

(Me van a llover las críticas, lo sé. No seáis muy crueles...)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos