Compartir
Publicidad

Volkswagen quiere fabricar piezas para sus coches clásicos con impresión 3D, aunque aún no lo han conseguido

Volkswagen quiere fabricar piezas para sus coches clásicos con impresión 3D, aunque aún no lo han conseguido
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fiebre por los clásicos y por mantener en circulación coches viejos con solera, hace que cada vez las marcas de coches se esfuercen más por mantener su legado. Conseguir determinadas piezas para esos coches, en ocasiones es una tarea complicada incluso para los propios fabricantes.

Volkswagen es consciente de ello y está alarmada porque algunos proveedores externos han dejado de fabricar determinadas piezas para sus coches antiguos, lo cual supone un problema para mantener el parque clásico de la marca en funcionamiento. Pero en la impresión 3D puede estar la solución a sus problemas.

Recambios Originales

Hasta ahora en Volkswagen solo habían utilizado la impresión 3D para fabricar los famosos prototipos con los que intentan deslumbrar en los salones del automóvil de todo el mundo. Se trata de modelos únicos o como mucho de tiradas de dos o tres ejemplares, por lo que la impresión 3D parece una solución muy acertada para hacer estos show car.

El objetivo de este proyecto es conseguir un nivel tal de calidad en impresión 3D que permita hacer pequeñas series de determinadas piezas de recambio clásicas

Pero en esta ocasión el Grupo Volkswagen ha puesto en marcha un proyecto piloto en colaboración con el departamento de Desarrollo y Planificación Tecnológica en Volkswagen AG que tiene como objetivo producir la primera pieza de recambio vendible usando tecnología de impresión en 3D y más adelante, poder hacer producciones limitadas utilizando esta técnica.

Han elegido una curiosa pieza para comenzar

Impresión 3D Volkswagen Classic Parts

Para comenzar con el proyecto se plantearon fabricar una pieza en 3D que no estuviese relacionada con ningún aspecto de seguridad del vehículo, que no estuviese visible y que fuese lo más pequeña posible. Tras mucho divagar, eligieron una pieza que en los Corrado originales con tapicería de cuero, evitaba que las manillas de los elevalunas manuales rozasen con la piel de las puertas.

El primer paso fue que los profesionales en la planta de Braunschweig escaneasen la pieza, que como se aprecia en la foto es del tamaño de una moneda de 1 céntimo de euro. Una vez hecho eso, los del departamento de Utillaje produjeron prototipos de diferentes grados de calidad, pero al parecer estas presentaban algunas diferencias notables respecto a la pieza original, la cual a su vez ya incorporaba las tolerancias de producción de la pieza original. Cuestión de milímetros.

Volkswagen Classic Parts

Intentaron reajustar la impresora y pulir a mano la pieza, pero tampoco consiguieron lo que esperaban. Se determinó entonces que para eliminar todas las inexactitudes finales, los datos obtenidos del escáner debían ser tratados previamente a la impresión 3D de la pieza usando los esquemas originales de la misma y la propia pieza original.

Tobias Pape, Purchasing Manager Classic en Volkswagen Classic Parts dice que "Reproducir este adaptador es un auténtico reto. Particularmente debido a que el fino estriado interno y externo del engranaje requiere un importante un alto nivel de precisión. Hablamos de 'ingeniería inversa' remarca Tobías Pape, "una simple clonación de una pieza de recambio nos es aún posible, desafortunadamente".

Incluso uno de los mayores fabricantes del mundo tiene dificultades para conseguir aplicar sistemas de producción en 3D para sus piezas. Habrá que seguir esperando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio