Compartir
Publicidad

Y así, Romain Dumas y su Porsche 911 GT3 RS convierten un infierno helado en minuto y medio de maestría

Y así, Romain Dumas y su Porsche 911 GT3 RS convierten un infierno helado en minuto y medio de maestría
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

El Rally de Monte Carlo ha sido la primera prueba de fuego para los WRC este 2017, y ha tenido lugar sobre unas circunstancias especialmente complicadas. La nieve y el frío extremo han convertido las carreteras de la zona en auténticas pistas de patinaje cubiertas de placas de hielo

Si los Porsche y su configuración de motor sobre el eje trasero pecan de sobreviraje en según qué circunstancias, pilotar un 911 GT3 RS sobre el asfalto de Frozen puede parecer convertirse en una pesadilla. Salvo que seas Romain Dumas, campeón vigente del Campeonato del Mundo de Resistencia 2016, ganador de las 24 Horas de Le Mans y dos veces ganador de la Pikes Peak International Hill Climb. Pasa y disfruta.

No sé tú, pero yo en su lugar habría sudado la gota gorda sólo por mantenerme dentro de la carretera. El tacto de un piloto de su talla le permiten mantener controlado al gran deportivo alemán pese a las intenciones del coche de Stuttgart por adelantarse a sí mismo con el trasero.

13 de las 14 etapas se disputaron sobre nieve, hielo o ambas condiciones, y sólo una de ellas se corrió sobre un asfalto en condiciones, aunque muy sucio. Todo el cuidado del mundo y un número infinito de correcciones del volante y de los pedales finalmente hicieron que Dumas se alzase con la victoria en la categoría FIA R-GT, poco después de haber acabado el Dakar 2017 en octava plaza.

Veremos de qué es capaz de conseguir el galo en el Porsche 919 Hybrid esta temporada, pero desde luego que ha empezado muy fuerte.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos