Compartir
Publicidad

Don Groff es tu nuevo ídolo: Está haciendo un F1 de los '60 con motor V12 de 800 CV a partir de dos Toyota 1JZ

Don Groff es tu nuevo ídolo: Está haciendo un F1 de los '60 con motor V12 de 800 CV a partir de dos Toyota 1JZ
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A los aficionados al motor nos encanta cacharrear dentro de nuestras posibilidades. Unos montan coches de lego, otros imprimen en 3D motores que son funcionales y algunos incluso son capaces de crear réplicas a escala de un motor V8 en papel. Todos tienen su mérito pero lo que vamos a ver a continuación es algo que se sale de lo normal.

Aquellos que se atreven a hacer sus propias invenciones mecánicas reales merecen toda nuestra admiración, pero lo que está haciendo Don Groff se sale de cualquier escala de alucine. Lleva varios años construyendo su sueño cuya pieza central es un motor V12 biturbo construido uniendo dos motores Toyota 1JZ.

Un V12 biturbo con 800 caballos como objetivo

Los dos motores originales de seis cilindros en línea y 2.5 litros se han unido a través de un mismo cigüeñal para lucir una imponente configuración V12 en un ángulo de 120º. El cárter se ha hecho a medida así como todo el cigüeñal y en total cubica 5.0 litros. La fuerza se dirige exclusivamente a sus enormes ruedas traseras.

Don Groff F1 3

El objetivo de Groff es que su bestia consiga una cifra de potencia próxima a los 800 caballos, una meta nada complicada y menos aún sabiendo que la alimentación se ha forzado mediante dos grandes turbos Garret. Sobra decir que todo el sistema de escape ha sido realizado a medida y conforma un órgano de tubos que parece estar vivo.

Don Groff F1 2

En cuando al coche en sí se trata de una creación no menos sorprendente. Groff se ha inspirado en los coches de Fórmula 1 de los años '60 pero. Es por supuesto un monoplaza y como puedes ver en las fotos toda la parte mecánica se encuentra en la zona trasera para dejar un frontal aligerado al máximo.

Don Groff F1 8

La carrocería poco a poco va tomando forma y la verdad es que el diseño promete a juzgar por las piezas de madera que están dando forma al esqueleto. De alguna manera y si su particular solución mecánica está terminada, lo más complicado ya está hecho y ahora sólo falta vestir a la bestia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos