Compartir
Publicidad
Publicidad

Desde Rusia, con mala educación, un rocambolesco accidente de tráfico

Desde Rusia, con mala educación, un rocambolesco accidente de tráfico
Guardar
119 Comentarios
Publicidad

Nos llegan una escalofriantes imágenes tomadas por la cámara fija de salpicadero de un conductor un pelín cagaprisas, pongamos que se llama Dimitri. También podemos llamar a este artículo la fábula del cagaprisas, del pisafrenos y del listonto. Tranquilos, que con el tiempo, ¡todo encuentra su significado!

Aconteció el 19 de enero en la carretera de circunvalación de San Petersburgo. Al conductor del Infiniti que va delante le pone nervioso la actitud de Dimitri, así que le va enseñando las luces del freno. Como no se separa lo suficiente, se las enseña de nuevo con más ganas, Dimitri casi choca contra él.

Nos encontramos ante una situación de tráfico denso, donde no hay una gran ventaja de tiempo adelantando a ese Infiniti, pero bueno. El conductor del Infiniti se para y baja con intención de increpar a Dimitri, pero sus ojos ven que ha sido una mala idea. El desenlace es de todo, menos previsible.

Dimitri ya ha abierto la puerta con la intención de bajarse a intercambiar palabras con el del Infiniti, hasta que de repente, la discusión se pospone. ¿Qué ocurre? Nada importante, un toyotazo por la izquierda, rascando el guardarraíl, casi liquida la discusión. Dos segundos más y se los carga a los dos. ¿Culpables? Los tres.

  • Culpable el del Infiniti, por frenar completamente en un lugar tan peligroso.
  • Culpable Dimitri, va demasiado pegado.
  • Culpable el conductor del Celica, que no circulaba a una velocidad adecuada para las circunstancias, o que quiso hacer un adelantamiento un poco suicida.

¿Moraleja? Coged la que más os guste. Yo me quedo con que la mala educación causa más accidentes que la inexperiencia. Y tres maleducados a la vez son una mala combinación, sobre todo si van tan juntitos.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos