¡Alucina! Mientras algunos esperan la grúa, otros cambian una rueda en 78 segundos sin parar el coche

¡Alucina! Mientras algunos esperan la grúa, otros cambian una rueda en 78 segundos sin parar el coche
6 comentarios

Para la mayoría de mortales, cambiar una rueda es un incómodo percance que nos suele tomar más tiempo del que necesitaríamos en realidad. Pero Manuel Zoldan y Gianluca Folco no son de los nuestros, como bien demuestra este vídeo.

Esta pareja de acróbatas italianos han entrado en el Libro Guinness con un récord automovilístico de los que dejan helados: cambiar la rueda de un coche en movimiento en poco más de un minuto.

Sí, lo hemos escrito bien: cambiar la rueda de un coche que no deja de moverse. Una plusmarca que, aunque pueda parecer una locura, ya existía antes de su intento y se situaba en un minuto y treinta segundos.

Una 'performance' que ya es historia

El vídeo oficial está en el canal de YouTube de Guinness World Records. En él vemos cómo ambos artistas entran con un coche al recinto cerrado (la seguridad lo primero) y comienza a correr el cronómetro. Lo primero es levantar la rueda en cuestión pero claro, al no poder parar el coche, esto sólo es posible poniéndolo casi en vertical.

Es entonces cuando el acróbata en el asiento del copiloto sale por la ventanilla y toma posición colgado de la aleta delantera derecha y apoyado sobre el capó. Desde ahí tiene visión suficiente de la rueda (que incorpora un asa soldada a la llanta) y los tornillos.

Record Rueda
Foto: Guinness World Records (YouTube)

Con la única ayuda de una pistola de impacto y un bolsillo para dejar los pernos, logra retirar la rueda montada dejándola colgada de un gancho en el frontal del coche.

De otro gancho toma también la rueda que coloca segundos después, todo esto mientras su compañero conductor prolonga todo lo que puede la maniobra vertical, trazando rumbos en círculo a muy baja velocidad pero sin dejar que el automóvil (un BMW Serie 3 de principios de 2000, generación E46) vuelva al suelo o vuelque.

Finalmente tras un minuto, diecisiete segundos y 64 centésimas la nueva rueda estaba lista para pisar el suelo. Un récord muy circense y con mucho truco (como las ruedas a cambiar, que son de emergencia y más ligeras que las convencionales) que es mejor no intentar en casa.

Temas
Inicio