Publicidad

Burnout salvaje de Mazda RX-7 con final triste

Burnout salvaje de Mazda RX-7 con final triste
34 comentarios

El Mazda RX-7 fue un deportivo japonés asequible propulsado por motor rotativo Wankel, de dos rotores, en sus tres generaciones. Desde un 1.2 de 100 CV hasta un 1.3 biturbo de 285 CV, como buenos rotativos, tenían un consumo elevado de aceite por el rozamiento que soportaban sus piezas móviles (muchas menos que en un motor de embolos) debido a sus altas RPM.

Este vídeo es para sufrir, por que vamos a ver la agonía fatal de un motor. Más de tres minutos de tortura intensiva, cortando inyección mientras fríe la goma contra el asfalto. Tiene mérito aguantar tanto tiempo en ese plan, tanto por el coche como por el piloto, y dar espectáculo. Pero a veces la muerte del protagonista está exigida por la plebe.

Lo más doloroso del vídeo no es cómo suena el motor en sus últimos instantes, es saber que se cargan un clásico, es de la primera generación del RX-7, vendida de 1979 a 1985. Eso sí, muere aclamado por los aplausos. Si necesitas una dosis adicional de dolor, puedes ver las agonías de un motor Volkswagen, un Nissan Micra y de un Honda Civic.

Saludos nitrosos a Tronxo
Fuente | Youtube

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio