Compartir
Publicidad

¡Alucinante! La limpieza de motores por extrusión es lo más hipnótico que vas a ver hoy

¡Alucinante! La limpieza de motores por extrusión es lo más hipnótico que vas a ver hoy
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A los que nos gustan los motores en general y la mecánica en particular nos causan una especial atracción esos vídeos en los que se cuentan las cosas que pasan en el interior de las piezas mecánicas, cómo funciones y, en ocasiones, cómo se limpian.

Esta atracción se convierte en satisfacción cuando mediante un proceso como el que os mostramos a continuación se dejan los conductos de admisión de un Ford Mustang Cobra de 1993 casi como si fueran nuevos. Déjate hipnotizar por este fluido de aspecto alienígena.

Un proceso de limpieza que es satisfacción pura

El material comercializado por Extrude Hone se lleva utilizando desde los años '70. Su composición es algo así como una plastilina lubricada que se mezcla con partículas metálicas de diferentes espesores, cada una apropiada para un uso distinto en función del material a limpiar.

Una vez realizada la mezcla maleable y muy densa, se introduce en un sistema que le obliga a pasar por los conductos de la pieza que queramos limpiar. Al rozarse con las paredes, la capacidad de abrasión elimina todas las partículas adheridas en la cara interior de los conductos.

El resultado es un conducto que deja de estar sucio para lucir lustroso casi como recién salido de fábrica, pero mejor, ya que las imperfecciones metálicas que pudieran haber quedado pueden ser minimizadas.

La satisfacción máxima se produce al ver las gráficas finales, arrojando un flujo de gases mucho mejor que antes de realizar la limpieza. Y nada mejor que mejorar el rendimiento de un motor y prolongar su vida útil que con un proceso que no podemos dejar de ver una y otra vez.

A continuación te dejamos el vídeo completo para que puedas sumirte en una hipnosis total más fascinante que mirar a una espiral infinita:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio