A velocidad máxima, un Nissan Leaf no llegaría de Madrid a Toledo. La velocidad es el peor enemigo de los coches eléctricos

A velocidad máxima, un Nissan Leaf no llegaría de Madrid a Toledo. La velocidad es el peor enemigo de los coches eléctricos
36 comentarios

La autonomía de cualquier coche es muy dependiente de la velocidad a la que circulemos. Cuánto más rápido, más va a consumir, ya sea gasolina o “electrones”.

En el caso de los coches eléctricos es particularmente más cierto que con un gasolina, por eso es en autopista que los eléctricos obtienen peores consumos. Y es que circular a gran velocidad al volante de un eléctrico acaba descargando rápidamente su batería.

¿Cómo de rápido? Todo depende del coche y de la velocidad, por supuesto. Pero en el caso de un Nissan Leaf de primera generación, acelerador a fondo, oh sorpresa, la batería no va a durar nada.

Alex Kersten y Rory Reid (ex Top Gear) lo demuestran poniendo a prueba en circuito el Nissan Leaf de Rory. Se trata de Leaf de 2012 con más de 115.000 km en el cuentakilómetros y una batería de 22 kWh útiles. Con una batería todavía en buen estado, Rory calcula que su Leaf tiene una autonomía de sólo 106 km.

La prueba comienza con 67 km de autonomía, según el ordenador de a bordo. Y para colmo hace una temperatura de 3 grados bajo cero. Vamos, que el pobre Leaf lo tiene todo en contra.

Pronto alcanzan los 159 km/h de velocidad y consiguen mantenerse a esa velocidad durante 4,9 km antes de que la autonomía baje a 39 km. A los 7,4 km de la prueba, el coche indica que sólo le quedan 4,8 km de autonomía.

Un poquito más, un poquito más

Nissan Leaf Baterry Low

A los 8 km, la autonomía se ha reducido a un solo kilómetro, pero al igual que ocurre con la reserva en los coches gasolina, la batería del Leaf tiene algo más que ofrecer y aunque indique cero, todavía no lo ha dado todo.

La velocidad del Leaf empieza a bajar aunque Alex mantenga el pie derecho hundido en el acelerador. Para terminar con su sufrimiento y el de la batería, Alex y Rory encienden todos los accesorios del coche que pueden. Luces de emergencia, limpiaparabrisas, faros y calefacción, nada queda apagado. Aun así, tras 27 km recorridos, el coche sigue avanzando a 150 km/h.

A los 32,6 km, aparece un nuevo mensaje. "La potencia del motor es limitada", se puede leer, y es cuando Alex empieza a notar que el coche ya no responde como debería al acelerador. Pie a fondo, la velocidad no deja de bajar.

A partir de ahí, es sólo cuestión de tiempo que el coche se detenga. Realmente está en las últimas. Al final, la autonomía total a máxima velocidad del Leaf acaba siendo de 34,7 km.

Más allá de las risas y de recordarnos que los eléctricos no se llevan bien ni con el frío ni con las altas velocidades, esta prueba nos recuerda que cuando la batería de un eléctrico se queda a cero, se detiene en ese instante donde sea.

El cambio se queda bloqueado en P y no hay manera sencilla de ponerlo en neutral para poder apartar el coche del carretera, por ejemplo, o subirlo fácilmente a una grúa. En cada coche es diferente y habrá que echar mano del manual de usuario para averiguarlo.

Temas