Compartir
Publicidad
Publicidad

Presentación: Chevrolet Aveo 5p (parte 2)

Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He conducido el 1.2 16v y el 1.4 16v con cambio automático de 4 velocidades, no tuve oportunidad de coger un tercer coche. Como en el segundo coche pude llevar de copiloto al intérprete del grupo, Werner Marti, os puedo traer algo de vídeo grabado de nuestra ruta por carreteras francesas. Ahora conozcamos ambas motorizaciones:

Al sentarme en el primer Aveo, noté sensaciones ya conocidas: la dirección tenía el tacto de siempre (blandita e indirecta), palanca de cambios, pedales… me era familiar. Los primeros metros recorridos con el 1.2 me daban una impresión de aceleración y maniobrabilidad correctas para un coche urbano. En este sentido, no tengo ninguna pega. Es alegre, poco ruidoso y se desenvuelve bien. Cuando salimos a autopista, el panorama cambia un poco.

Chevrolet Aveo 5p

Creo que los desarrollos del cambio están un poco estirados, ya que la capacidad de aceleración por encima de 100 Km/h es muy discreta, incluso en 3ª velocidad, cuando vienen los primeros repechos. Menos mal que ha ganado en potencia, el 1.2 previo debía ser más pesado. En llano, la capacidad de aceleración en 5ª es prácticamente nula, pero resiste los 110 Km/h de crucero bien, incluso los 130 Km/h. Es un 1.2, no es ninguna bomba. Para alcanzar la velocidad máxima (172 Km/h) creo que la recta Mistral de Paul Ricard no sería suficiente espacio.

La sonoridad venía fundamentalmente de la aerodinámica, y de los neumáticos Vredestein. El motor no iba muy revolucionado, en valores normales, aunque creo que el Agila 1.0 era más silencioso en autopista. El aislamiento acústico podría haberse revisado un poquito al menos. El tarado de la suspensión es confortable, aunque el respaldo de mi asiento estaba un poco “tabla”, he ido en utilitarios más cómodos (no muchos, a igualdad de precio).

Chevrolet Aveo 5p

Cuando llegó una carretera de curvas, y siempre a velocidades normales, notaba balanceos de carrocería y una respuesta no muy precisa de la dirección, además que tenía que girar más para lograr el mismo giro, valga la redundancia. Sin frenar a fondo, vamos, como una persona normal, no me convencía demasiado la precisión, cosa que ya me pasó con el modelo previo. Sirva de recordatorio que usa frenos de tambor detrás.

Con el cambio de coche, un 1.4 16v automático, cambió un poco la cosa. La ganancia de caballos se notaba, pero la caja es arcaica y de sólo 4 velocidades, sin manejo secuencial. Dado el mix de ventas de este tipo de cambio, no me extraña que no inviertan en modernizarlas. Los cambios no eran bruscos, más bien suaves, pero había que picar acelerador para que respondiese en algunas cuestas. Las marchas las apura hasta 6.000-6.500 RPM dependiendo del caso.

Chevrolet Aveo 5p

En carretera abierta, se notaba que el motor no sorprende a nadie por sus prestaciones (sólo 4 Km/h más de punta), pero que son adecuadas al planteamiento dinámico del coche: sin altas pretensiones. En giros fáciles, sin ir deprisa, los neumáticos empezaban a sonar de forma leve, pero a fin de cuentas apreciable. El descenso a la “Route des Crêtes”, sin ir rápido, no fatigó los frenos, de modo que aguantan correctamente para lo que se han diseñado. La caja automática tiene un modo “Hold” que usa más freno motor en estos casos, aunque no lo utilicé adrede.

En autopista, el automático va muy poco revolucionado en 4ª (3.250 RPM a 130 Km/h, el manual a 3.600-3.700 en 5ª), y esto me sorprendió bastante. Esperaba que fuese a más revoluciones que la versión de cambio manual. Eso sí, a la menor inclinación reduce a 3ª; es poco agradable y aumenta el consumo. La cifra oficial, de 6,4 litros, no me la creo. Según esto, roza los 700 kilómetros de autonomía, cuando el cuentakilómetros + medidor de autonomía estimaban poco más de 500 (más de 8 l/100 Km). Eso sí, recorridos irregulares, A/C y autopista a 130 Km/h.

Chevrolet Aveo 5p

¿Recomiendo este cambio automático? Si se conduce fundamentalmente por ciudad y se valora especialmente la comodidad de no cambiar sí, en otro caso es mejor el cambio manual (y más barato). El motor 1.2 es adecuado para gente que sale poco de la ciudad o que viaja a velocidades tranquilas y con poca carga, si no, es mejor el 1.4 ya que hay poca diferencia (teórica) de consumo.

Los detalles de equipamiento, habitabilidad y demás los comentaré en una prueba más completa. Durante el tiempo que conduje tampoco tuve tiempo para mucho más. A modo de conclusión, el coche ha mejorado respecto a la generación anterior, y si para el sustituto pulen unos defectillos como los balanceos, postura al volante, más alegría en los motores, menos ruido aerodinámico… obtendrán un producto tremendamente competitivo. Y cuando llegue el diesel, rematarán la faena.

Os dejo enlace a la galería de fotos (bonitos paisajes y un probador guapísimo) y al vídeo alojado en ZappInternet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos