Compartir
Publicidad
Publicidad

Pásame el nitro que voy a potenciar mi Willys

Pásame el nitro que voy a potenciar mi Willys
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

Preparaciones salvajes para convertir un coche en un dragster hay muchas, pero hacer semejante barbarie con un pobre Jeep Willys es de todo menos normal. Por un lado porque es un todoterreno que, desde el mismo momento en el que se prepara para pruebas de aceleración, deja prácticamente de serlo. Por otro porque no parece muy seguro sin puertas, barras antivuelco ni cinturones de seguridad.

Todo esto sin contar con que a mí personalmente me da mucha pena cuando se transforma tanto un clásico que pierde prácticamente su identidad. Pero como hay gustos para todo, aquí tenemos un Willys que deja aparcadas las batallas y el off-road para convertirse en un auténtico potro desbocado que no para de hacer caballitos porque no es capaz de digerir los 1.000 CV de su propulsor.

Fíjate como tiene que cortar gas para volver a posar las ruedas delanteras en el suelo y cómo el Willys tiende a levantarlas de nuevo el los dos siguientes acelerones.

Foto | Hemmings Daily

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos