Este Nissan Skyline GT-R R32 con barra libre de fibra de carbono para sus 943 CV es lo más bonito que verás hoy

Este Nissan Skyline GT-R R32 con barra libre de fibra de carbono para sus 943 CV es lo más bonito que verás hoy
10 comentarios

El SEMA 2022 se ha celebrado esta semana y, como es habitual, allí se han dado cita numerosas propuestas tuning. Entre ellas este Nissan Skyline GT-R R32 vestido casi al completo en fibra de carbono.

Es obra del especialista japonés Garage Active, sirviendo de escaparate del hacer de la firma, que está especializada en aderezar este mítico deportivo nipón. Más concretamente para su traje Active Full Carbon-R. Aunque esta preparación mostrada en Las Vegas no es meramente estética: bajo el capó encontramos un motor de más de 900 CV.

Un ligerísimo esmoquin en Midnight Purple III y un corazón a la altura

En este Nissan Skyline GT-R R32 por cortesía de Garage Active la mayoría de los paneles de la carrocería van en fibra de carbono: el capó, el techo, las puertas, los laterales, las defensas... hasta varios de sus pilares están concebidos en este ligero material.

Un traje que por cierto no es barato, según explica en este vídeo Kazushige Sakamoto, propietario de Garage Active y padre de la criatura, este completo trabajo en fibra de carbono cuesta alrededor de los 100.000 dólares (unos 100.880 euros al cambio actual). Y sin contar su manufactura e instalación.

Además, estos paneles van pintados en Midnight Purple III, una tonalidad propia del Skyline GT-R de serie, disponible en unos pocos R34. Este morado oscuro deja entrever la fibra de carbono, pues básicamente solo una fina capa de pintura se ha aplicado sobre los paneles. El resto son de barniz.

Cuando inciden los rayos del sol, sus reflejos son anaranjados como bien se aprecia en el vídeo. En el interior también han trabajado: la Alcántara sustituye al cuero original, y además Garage Active ha eliminado los asientos traseros, colocando una jaula antivuelco.

Nissan Skyline GT-R R32 Full Carbon-R Garage Active

En lo que respecta a la mecánica, este Skyline GT-R R32 Full Carbon-R equipa un bloque RB30, presume de ser el primer R32 en llevarlo según estos japoneses, y aderezado por los también nipones HKS.

Gracias a sumar un generoso turbo Garret y otros ajustes varios, su potencia se eleva hasta los 943 CV. Ahí es nada. Toda esta fuerza se transmite a las ruedas traseras mediante un cambio secuencial OS Giken OS88 de seis velocidades.

Sus prestaciones no se indican, pero tienen que ser estupendas dada la entrega y el ahorro de peso. En definitiva, una cuidada preparación del Skyline GT-R R32 que seguramente ha encandilado a más de uno en el SEMA.

Aunque en realidad se trata del segundo R32 que conciben con el traje Full Carbon-R, pero sumando más ajustes mecánicos. El anterior, el año pasado recibió ofertas que rondaron el millón de euros. Éste debería superarlos con creces dados los ingredientes.

Temas