Compartir
Publicidad

Carlsson convierte el Mercedes-Benz Clase S Cabrio en un helado de menta

Carlsson convierte el Mercedes-Benz Clase S Cabrio en un helado de menta
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando a mediados de año probamos el nuevo Mercedes-Benz Clase S Cabrio, Héctor Ares lo definió como 'el descapotable más moderno y confortable del mundo', pero como es ya habitual, siempre hay quien decide meterle mano a cualquier modelo de serie, aunque sea para convertirlo en un auténtico helado sobre ruedas, en este caso de menta. Un color muy curioso, ¿verdad?

Esta creación del preparador alemán Carlsson se llama 'Diospyros' y dicho color de carrocería la firma lo denomina Carlsson Heritage Green, combinándolo con detalles acabados en negro brillante. Las llantas también son específicas, de 20 pulgadas, y nos recuerdan por diseño a las del Mercedes-Maybach Clase S, aunque sea únicamente por lo corto de los radios.

A nivel interior también se ofrece una tapicería completa de cuero nappa en tono Vintage Cognac o molduras decorativas de ébano africano (en volante, consola o cubierta de la capota), que es precisamente lo que da nombre al modelo, ya que Diospyros Crassiflora es el nombre científico de este ébano de África occidental.

Carlsson convierte el Mercedes-Benz Clase S Cabrio en un helado de menta
Carlsson convierte el Mercedes-Benz Clase S Cabrio en un helado de menta

Para terminar, el cliente que quiera más a nivel de prestaciones, puede optar por una preparación para el motor 4.7 litros V8 de la variante S 500 Cabrio, que de serie ofrece 455 CV y 700 Nm. Tras la mejora, la potencia aumenta hasta 550 CV, aunque desconocemos la cifra de par. Y... ¿el precio? Pues parte de los 219.000 euros y puede alcanzar los 354.300 euros, según versión -incluídos AMG-, aunque esperamos que semejante precio incluya ya el coche base.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos