A este increíble y renovado Land Rover Defender V8 de Heritage Customs cumplir los 36 le ha sentado de maravilla

A este increíble y renovado Land Rover Defender V8 de Heritage Customs cumplir los 36 le ha sentado de maravilla
Sin comentarios

Los especialistas holandeses de Heritage Customs acaban de presentar una creación sublime hecha a medida para un cliente sobre la base de un tremendo Land Rover Defender 90 de 1985.

Este particular restomod firmado por Niels van Rooj ha devuelto a la vida al todoterreno de tres puertas dotándolo de un aspecto deportivo e imponente sin modificar su ADN.

Esencia bruta llevada a un nivel superior

 

Para este Defender V8 de 1985 el propietario quería recuperar su esencia y conseguir un look vintage elegante y discreto. A este tipo de trabajo, los preparadores de Heritage Customs lo llaman “Carchitecture”.

Lo primero que llama la atención en el renovado diseño exterior de este 4x4 es el color que se ha empleado para pintar la carrocería. Denominado “Moon Dust”, es un tono satinado o ligeramente tornasolado que cambia de forma muy sutil, según cómo le dé la luz.

Además, alguna de las cicatrices de guerra que pueden apreciarse en la carrocería no se han eliminado de forma deliberada, para acentuar el carácter de este coche y conservar parte de su anterior vida.

En contraste con el original tono verdoso, el techo, las llantas, las rejillas de ventilación y el paragolpes delantero personalizado van pintadas en color negro. Las ópticas de LED completan el conjunto sin comprometer el aspecto clásico del mítico modelo británico.

Land Rover Defender V8 Heritage Customs

En los laterales del capó, Heritage Customs también ha añadido unas nuevas branquias con su sello personal. Sello, que también podemos encontrar en otras partes del coche como el frontal o incluso en los tapones de las ruedas.

De mayor tamaño que las originales, éstas sobresalen por los característicos pasos de rueda del brutal todoterreno.

En el interior del Defender, que también ha sido renovado por completo, destacan los asientos, el salpicadero y la banqueta trasera que están tapizados en cuero negro y tejido Alcántara acolchado, con costuras en contraste y a juego con el exterior.

Captura

El suelo del compartimento trasero que antes era de metal, se ha sustituido por una plancha de madera maciza de roble flameado, a petición del propietario.

Este exclusivo Defender equipa el potente motor V8 de la marca, en lugar del bloque de igual arquitectura que se ofreció en la década de los 80 a bordo tanto del 90 como del 110. Para disfrutar de una experiencia de conducción más pura el cliente eligió equipar su one-off con una transmisión manual.

Los precios de una preparación con el sello de Heritage Customs Vintage pueden partir fácilmente de los 50.000 euros sin impuestos, aunque eso dependerá del modelo de base elegido y de los añadidos que desee cada cliente.

En Motorpasión | Así eran los ekranoplanos, los enormes monstruos del Mar Caspio gestados en la Guerra Fría

Temas
Inicio