Publicidad

El hiperdeportivo Toyota GR Super Sport participará en la nueva categoría del WEC, y ya se muestra en vídeo

El hiperdeportivo Toyota GR Super Sport participará en la nueva categoría del WEC, y ya se muestra en vídeo
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

A principios del año pasado conocimos el espectacular Toyota GR Super Sport Concept, un prototipo que adelantaba un hiperdeportivo de calle y competición. Ahora, Toyota confirma su participación en la nueva categoría máxima del WEC con esta bestia híbrida, a partir de la temporada 2020-2021.

Toyota Gazoo Racing aprovechará para basar su coche de competición en el hiperdeportivo que preparan para la calle, al estilo de Aston Martin, que el pasado viernes confirmaba también su participación en la nueva categoría del Mundial de Resistencia con su Aston Martin Valkyrie.

"Estamos encantados de confirmar que participaremos en la temporada 2020-2021 con un prototipo híbrido basado en el GR Super Sport de calle. Tanto el de carretera como el de carreras están siendo desarrollados y diseñados en los centros técnicos de la compañía en Japón y Alemania", afirmaba Toyota Gazoo Racing en un comunicado.

Toyota GR Super Sport Concept
Toyota GR Super Sport Concept
Toyota GR Super Sport Concept

Tanto los detalles sobre el modelo de calle como su nombre, serán anunciados "a su debido tiempo", si bien la división de competición de Toyota ya ha publicado un vídeo donde podemos ver brevemente el modelo, puesto a prueba en el circuito de Fuji Speedway por el presidente y CEO de la compañía japonesa, Akio Toyoda.

El GR Super Sport de calle promete un sistema híbrido con una potencia cercana a los 1.000 CV y, al menos en el prototipo, el propulsor térmico montado en posición central era un 2.4 litros V6. Ahora bien, para el WEC será bastante menos potente, debido a las limitaciones de la normativa.

Hiperdeportivos: los futuros reyes del WEC

La nueva categoría máxima del WEC se llama Le Mans Endurance Hypercars y sustituirá a partir de 2020 a los LMP1. Pondrá el límite de potencia en los 750 CV, y los coches podrán ser híbridos de tracción total, si bien no es una condición obligatoria. La parte eléctrica, eso sí, no podrá aportar más de 200 kW o 272 CV .

Así pues, los fabricantes que participen podrán o bien desarrollar un hiperdeportivo específicamente para esta categoría, o bien tomar como base sus modelos de calle (con una producción de al menos 20 unidades en dos años), como es el caso de Toyota y Aston Martin. Todos deberán pesar menos de 1.100 kilogramos y habrán de ser capaces de rodar en 3 minutos y medio en Le Mans.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir