Elon Musk vende 1.100 millones de dólares en acciones de Tesla: "Es la única forma que tengo de pagar impuestos"

Elon Musk vende 1.100 millones de dólares en acciones de Tesla: "Es la única forma que tengo de pagar impuestos"
19 comentarios

Elon Musk ha cumplido su 'amenaza' de vender el 10 % de sus acciones en Tesla tras una encuesta popular (que solo podía ser en Twitter) dirigida a sus 62 millones de seguidores. En una presentación a la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC por sus siglas en inglés), Tesla ha confirmado la operación: las acciones se han vendido por 1.100 millones de dólares.

¿Cuál ha sido el objetivo de todo este extraño jaleo? Pues, según el multimillonario, es la única forma que tiene de pagar impuestos.

Casi un millón de acciones

Elon Musk

Musk se ha desecho de un total de 930.000 acciones, aunque aún conserva más de 170 millones de títulos. El movimiento ha sido bien recibido y ha hecho subir en valor de Tesla en Bolsa.

"Las acciones ordinarias se vendieron únicamente para satisfacer las obligaciones de retención de impuestos de la persona declarante relacionadas con el ejercicio de las opciones sobre acciones", ha declarado Tesla.

Además de los 1.100 millones de dólares que ha recibido por la venta, Musk ha recaudado otros 2.300 millones en acciones de Tesla a través de opciones sobre acciones (las llamadas 'stock options', que tienen fecha de caducidad) que ejerció de su anterior puesto como CEO, y que estaban a punto a expirar.

Este movimiento dará al empresario liquidez para pagar los impuestos asociados con el ejercicio de estas acciones. Como no recibe un salario en efectivo, dice Musk, "la única forma de pagar impuestos es vendiendo acciones".

Se cree que fuera cual fuera el resultado de aquella extraña encuesta en Twitter, Musk iba a vender igualmente un trozo de pastel y ya había puesto en marcha el informe para al SEC. Pero gracias al aviso en forma de encuesta, no pillaría por sorpresa entre los inversores.

Hace unas semanas Tesla anunció el traslado de su sede de California a Texas; un Estado donde se pagan menos impuestos y donde la mano de obra es más barata.

A eso se le añade que la llamada 'sartén de América' ofrece exenciones de impuestos para instalar nuevas fábricas y plantas en el estado para atraer a las tecnológicas.

¿Qué pasa con Hertz?

Mientras tanto, el anuncio de acuerdo entre Hertz y la compañía californiana sigue arrojando luces y sombras. El principal problema radica en el desmesurado número de vehículos que la empresa de alquiler de coches ha encargado del tirón: 100.000 Model 3.

Musk ha querido curarse en salud asegurando -en Twitter, claro- que aún no ha firmado ningún contrato con Hertz, que no recibirá un precio especial y que el acuerdo no afecta a su economía.

Esto no significa que no haya trato; 'simplemente' tendrán que ponerse de acuerdo sobre el calendario de entregas, y Hertz quiere los coches para 2022. La compañía asegura que Tesla ya ha comenzado a entregar algunas unidades.

En Motorpasión | Hashima, el islote que compró Mitsubishi: de infierno minero para 5.000 personas a destino turístico morboso

Temas
Inicio