Compartir
Publicidad

Uber ficha a una pieza clave de Tesla para desarrollar sus taxis voladores

Uber ficha a una pieza clave de Tesla para desarrollar sus taxis voladores
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uber quiere hacer despegar su proyecto de coche volador (Uber Elevate, cuya página web es inaccesible en estos momentos) y ha fichado a la que ha sido jefa de Tecnología de Baterías en Tesla durante seis años, Celina Mikolajczak (puedes consultar su trayectoria aquí).

Hace un par de meses, la plataforma de viajes compartidos anunciaba su alianza con la NASA para hacer realidad sus taxis voladores, en medio de una competencia voraz por hacer que volemos.

Un trabajo crucial en Tesla

Mikolajczak, que ha pasado por Princeton y Caltech, ha trabajado codo con codo con diversos proveedores de celdas de baterías y ha desarrollado técnicas para asegurar la durabilidad y fiabilidad de las baterías de iones de litio de los de Palo Alto.

Celina Mikolajczak

Durante su etapa en Tesla, también supervisó la garantía de calidad y realizó un "análisis de fallos" para impulsar la producción de células de batería y las mejoras de diseño. En resumidas cuentas, Mikolajczak se aseguraba de que nada saliera mal en cuanto al componente más importante de la compañía. Uber se lleva una buena pieza.

Su cargo ahora como directora de ingeniería y sistemas de almacenamiento de energía se une al del exjefe para la movilidad bajo demanda en Langley Research Center de la NASA, Mark Moore; ambos deberán prestar servicio al jefe de producto de Uber, Jeff Holden, que supervisa el proyecto de taxi aéreo, que de momento ninguna compañía ha conseguido llevar a buen puerto.

El peso de la baterías, un lastre

La empresa quiere comenzar a probar estos coches voladores en 2020, año en el que se esperan tener operativas pruebas en Dallas (Estados Unidos), y en Dubái. "La aviación urbana es el siguiente paso natural para Uber. Estamos trabajando para hacer realidad el 'pulsa un botón y consigue un vuelo", decía Holden el pasado 25 de abril.

uber

Este "pulsa un botón y consgue un vuelo" se refiere al nuevo servicio UberAIR, proyecto en el que la compañía solo pondrá el software y contará con el apoyo de compañías como Embraer, Bell Helicopter, Pipistrel, Aurora Flight Sciences y Mooney Aviation, quienes serán las encargas de suministrar las aeronaves y los pilotos.

Uber quiere conseguir que este vehículo vuele solo con la energía de las baterías, descartando los híbridos. Sin embargo se enfrenta al problema del peso de las baterías y a la potencia, un dilema que puede que Mikolajczak les ayude a desentrañar.

Tras contar con el apoyo del gobierno de Los Ángeles, queda pendiente que la Administración Federal de Aviación conceda el certificado de operación a lo que ha calificado como "avión comercial de servicio". Una vez que todo esté listo y aprobado, se les entregará la licencia de servicio y podrán arrancar con el servicio público, algo que estiman sucederá en 2023.

Pero como sabemos, Uber no está sola. Tenemos a Daimler, que invirtió más de 25 millones de euros en la empresa alemana Volocopter para hacer realidad un taxi volador eléctrico, a Toyota, que ha invertido en 'SkyDrive', a Lilium con su VTOL, a Google y a Airbus junto a Italdesign.

Todo sea porque algún día podamos observar los atascos desde el aire.

Foto | Linkedin/Celina Mikolajczak

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos