Publicidad

Los taxis voladores de Uber Elevate prometen despegar en 2023 y Hyundai pondrá este modelo en su flota

Los taxis voladores de Uber Elevate prometen despegar en 2023 y Hyundai pondrá este modelo en su flota
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hyundai se suma a la iniciativa Uber Elevate, el proyecto de taxis voladores de uso compartido. Ambas compañías han hecho público un acuerdo de colaboración en esta iniciativa nacida en 2016, que trae el futuro al presente y que viene de la mano de este Personal Air Vehicle (PAV) bautizado como S-A1 y que ha sido presentado en el CES de Las Vegas 2020 como prometieron hace unos días.

Así, la firma surcoreana se convierte en el primer fabricante automovilístico en unirse a este proyecto de movilidad urbana aérea bajo demanda como firma de gran volumen y capaz de asumir la producción a gran escala de taxis aéreos, lo que permitirá, según Uber, reducir el coste del servicio y llegar al mayor número de clientes posible.

El objetivo de Uber Elevate es comenzar a operar en 2023, empezando las primeras pruebas este 2020. La firma de transporte con conductor ya había mostrado previamente un prototipo de taxi volador desarrollado por Bell Helicopters, Embraer y Pipistrel, y al que ahora se une este PAV S-A1 desarrollado por Hyundai también basado en conceptos de diseño de la NASA, los cuales pone a disposición de los fabricantes para el desarrollo de taxis aéreos.

Hyundai PAV S-A1, el taxi volador para Uber Elevate

"Hyundai es nuestro primer socio de vehículos con experiencia en la fabricación de automóviles de pasajeros a escala mundial. Creemos que Hyundai tiene el potencial de construir vehículos Uber Air a tasas nunca vistas en la industria aeroespacial actual, produciendo aviones fiables y de alta calidad a grandes volúmenes para reducir los costos de pasajeros por viaje. La combinación de la fuerza de fabricación de Hyundai con la plataforma tecnológica de Uber representa un gran avance para el lanzamiento de una vibrante red de taxis aéreos en los próximos años ", ha comentado Eric Allison, jefe de Uber Elevate.

De esta manera, Hyundai aportará la producción a gran escala de taxis voladores, mientras que Uber proporcionará la logística del servicio a través de una red de transporte aéreo compartido, es decir conectar a pasajeros con los conductores (pilotos) de taxis voladores como ocurre con los automóviles. Además, ambas compañías están colaborando en dar salida a una infraestructura para apoyar el despegue y el aterrizaje de esta nuevo tipo de vehículos.

Hasta 100 kilómetros de autonomía eléctrica

Hyundai PAV S-A1, el taxi volador para Uber Elevate

Así, nace el PAV S-A1 mostrado ahora en el CES de Las Vegas, un aerotaxi 100 % eléctrico capaz de aterrizar y despegar verticalmente y que da cabida a cuatro pasajeros, ingredientes que ya encontrábamos en el modelo mostrado por Uber hace un año. Si bien este primer prototipo está concebido para ser pilotado, en un futuro está planificado que sea autónomo.

El S-A1 es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 290 km/h y de elevarse entre 1.000 y 2.000 pies sobre el suelo (entre 305 y 610 metros) y ha sido desarrollado para realizar trayectos cortos, con una autonomía cercana a los 100 kilómetros. Hyundai asegura además que la recarga de sus baterías podrá realizarse entre cinco y siete minutos.

Hyundai PAV S-A1, el taxi volador para Uber Elevate
Hyundai PAV S-A1, el taxi volador para Uber Elevate

En concreto, este PAV S-A1 se impulsa eléctricamente por múltiples rotores y hélices, lo que permite por un lado aumentar su fiabilidad por si alguno fallara, además de reducir la huella acústica en comparación a los helicópteros de combustión de gran rotor.

En la cabina, los asientos de los pasajeros van distribuidos dos a dos en dos filas, mientras que el puesto del piloto, delante, se ubica en posición central. Entre las tres filas de asientos hay suficiente espacio para equipaje de mano o mochilas.

Este taxi volador se une a otras propuestas enmarcadas en la iniciativa Hyundai Smart Mobility Solution para las ciudades del futuro, como la base de despegue y aterrizaje HUB o el vehículo eléctrico urbano autónomo PBV, cuyo interior puede personalizarse para ofrecer diferentes servicios pudiéndose convertirse en un restaurante móvil u ofrecer servicios médicos, además del transporte de pasajeros.

En Motorpasión | Las mil veces que los fabricantes de coches han querido reinventar la rueda (y más cosas) | Hay dos tipos de conducción autónoma, y la que ha elegido Toyota siguiendo los aviones mola mucho más

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios