Compartir
Publicidad
Publicidad

Los neumáticos serán inteligentes con presión y anchura variables, o así lo cree Continental

Los neumáticos serán inteligentes con presión y anchura variables, o así lo cree Continental
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hace algunas semanas vimos que Continental quiere ayudar a los eléctricos a implantar su tecnología mediante una rueda específicamente desarrollada para ellos, la empresa alemana sigue con su fortísima apuesta por la innovación y el desarrollo con dos nuevas ideas que podrían implementarse en las ruedas de los próximos años, y específicamente pensadas para la conducción eléctrica y autónoma.

ContiSense y ContiAdapt son dos curiosas ideas pensadas para mejorar la seguridad del tráfico rodado, previendo los fallos que puedan producirse en las ruedas antes de que deriven en un accidente y adaptando las características del neumático para mejorar el agarre, ¡modificando la anchura de la llanta!

ContiSense, el neumático sensible

Contisense 0532 1

Hasta ayer como quien dice, tener en el cuadro de mandos del coche un indicador de presión de los neumáticos era casi ciencia ficción. Continental quiere dar el siguiente paso con ContiSense con unas nuevas ruedas que son capaces de transferir información a través de su carcasa exterior utilizando compuestos de caucho conductivos.

Con múltiples sensores instalados en el interior del neumático y conectados a través de la propia goma, este sistema genera información que se recibe a través de un receptor instalado en el vehículo y que proporcionará al conductor además de información sobre la presión de las ruedas también la profundidad y temperatura de la banda de rodadura.

Contisense 0511 1

El software desarrollado por Continental es capaz de analizar esta información y generar avisos si los valores se disparan o caen, además de poder reconocer la penetración de un objeto extraño en la estructura lanzando una alerta de forma inmediata.

Al mismo tiempo, la información recogida también se puede utilizar en la dirección inversa, reconociendo el estado de la carretera, la presencia de agua o nieve y transmitir la información al vehículo para que pueda cambiar de forma inteligente el modo de conducción si la situación se pone complicada.

ContiAdapt, anchura y presión variables

Page

Por otro lado, los ingenieros de Continental han desarrollado microcompresores que se pueden instalar también en el interior del neumático con los que en función de las circunstancias puedan variar la presión del aire alojado en su interior.

Adicionalmente y asociado a una llanta desarrollada por Continental, ContiAdapt puede variar la anchura de la llanta para modificar la huella de contacto en función de cuatro ajustes preestablecidos: suelo húmedo, zonas irregulares, terreno resbaladizo o normal.

Contiadapt 0474

Pensando en mejorar la eficiencia, ContiAdapt podría configurar una llanta estrecha y mucha presión en el interior de los neumáticos para maximizar los kilómetros recorridos con un depósito o con una recarga en entornos favorables. Si el terreno se pone difícil y el asfalto es deslizante, una huella ancha y una presión baja favorecen el agarre, pudiendo incluso bajar hasta 1 bar de presión para situaciones concretas.

Al variar la presión y la anchura, la forma de la carcasa varía, desarrollando a tal efecto un neumático con tres bandas de rodadura diferentes para incrementar la seguridad en situaciones húmedas, resbaladizas o secas.

Suena a futuro, pero todo lo que sea por mejorar la seguridad en carretera bienvenido sea.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos