Compartir
Publicidad
Publicidad

El coche autónomo de Uber precisa de la intervención humana cada dos kilómetros

El coche autónomo de Uber precisa de la intervención humana cada dos kilómetros
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por primera vez conocemos los avances que la 'mundialmente' conocida compañía de San Francisco está teniendo en materia de conducción autónoma. El portal de noticias BuzzFeed se ha hecho eco de un informe interno de Uber en el que se detalla cómo están yendo las pruebas con sus vehículos autónomos por Arizona.

Los resultados podrían poner en duda la seguridad de esta forma de transporte, ya que los humanos tuvieron que tomar el control durante la conducción una vez cada dos kilómetros de media. Las razones van desde subsanar un error técnico hasta evitar un accidente o una infracción de tráfico. En Diciembre la compañía tuvo que retirar del servicio que operaba en San Francisco su flota de Volvo XC90 autónomos, también por saltarse algún que otro semáforo.

Desde que esto ocurriera, Uber mandó algunos de sus coches a Arizona y los ha estado probando a través de dos rutas por el Estado. A través del número de intervenciones humanas que fueron necesarias, se hace una diferenciación en tres niveles: las intervenciones en las que no existe peligro, las desconexiones críticas (del sistema autónomo) para evitar incidentes y las que denomina "malas experiencias", como frenazos bruscos o giros repentinos.

Una experiencia "no buena" para el pasajero

Uber

Durante las pruebas por una avenida con varios carriles en el centro de la ciudad, el coche autónomo de Uber fue capaz de viajar durante cerca de 1 kilómetro sin intervención humana y a lo largo de 3,2 kilómetros sin una "mala experiencia". La experiencia en la otra ruta, que discurrió por la Universidad de Arizona, fue descrita como un "fuerte avance": el vehículo viajó un total de 722 kilómetros en modo autónomo sin una intervención crítica y a lo largo de 11 kilómetros sin una "mala experiencia".

La nota positiva se encuentra en la mejora de las desconexiones "críticas": han pasado de darse una vez cada 201 km en el mes de enero a una cada 315 km en marzo.
Daimler Y

Aunque es complicado establecer una conclusión acerca de si estos resultados son buenos o no, lo cierto es que para que la experiencia del pasajero no resulte una pesadilla y sea segura, esos números mostrados en el informe deberán mejorar mucho. El estudio de Uber es específico de Arizona, un Estado en el que no es obligatorio publicar los resultados de las pruebas que se hacen con coches autónomos, sin embargo en California sí lo es de forma anual.

El CEO de Uber, Travis Kalanick, define los coches autónomos como una amenaza existencial para su negocio: si un competidor lanza una plataforma de transporte privado de mejor calidad y más baratos que Uber, dejará de existir.
Uber

En agosto de 2016 la compañía experimentó con aquellos que quisieran viajes a través de Pittsburgh, Pensilvania, en coches autónomos. Los viajeros no iban solos: les acompañaban dos ingenieros para monitorear las decisiones del vehículo y tomar el control en caso de que el sistema fallara. Un periodista del MIT, Will Knight, lo describió como una mala experiencia.

La compañía, después de los juicios en los que se ha visto envuelta en San Francisco por no tener los permisos pertinentes, ha vuelto a llevar algunos de sus coches allí, pero no ha publicado ningún informe sobre sus avances por territorio californiano. Ahora ha de hacer frente a la marcha de su presidente, Jeff Jones, su guerra contra Waymo y los taxistas, las polémicas de su CEO y una notable pérdida de clientes.

Vía | BuzFeed
En Motorpasión | Si unimos el coche autónomo con Uber... ¿perderemos lo poco que nos queda ya de pasión? | El presidente de Uber dimite tras seis meses en el cargo y ante una crisis a la que no hará frente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos