Publicidad

El circuito francés Linas-Montlhéry ahora es un centro de pruebas para coches autónomos de 20 millones de euros

El circuito francés Linas-Montlhéry ahora es un centro de pruebas para coches autónomos de 20 millones de euros
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La compañía Utac Ceram ha dado una segunda vida al circuito que vio morir al piloto italiano Antonio Ascari -padre de Alberto Ascari- durante el Gran Premio de Francia en 1925. El autódromo Linas-Montlhéry, a 30 km al sur de París, se ha inaugurado como nuevo centro para poner a prueba coches autónomos.

El centro del circuito, bautizado como 'Teqmo' cuenta con 12 km de pistas de prueba dedicadas a ello, y serán Renault, PSA y el proveedor francés de automóviles Valeo algunos de los socios que usarán las instalaciones.

Un proyecto de 20 millones de euros

Los 12 km de pistas de pruebas incluyen un circuito de autopista de 2,2 km y tres carriles con señalización multilingüe y peajes, mientras que el circuito de carretera, de 6,5 km, simula un tramo de montaña.

También se ha habilitado en la zona urbana edificios falsos y pasos de peatones, semáforos, rotondas, áreas de aparcamiento y pasos a nivel, así como una zona de frenado con pista deslizante en la que se aplicarán los protocolos Euro NCAP.

A lo largo de las carreteras, los también socios Bouygues Telecom, Ericsson y Orange han instalado una red de comunicación 5G para que los coches de prueba autónomos "hablen" con la infraestructura vial.

El objetivo de 'Teqmo' es convertirse un centro de referencia en Francia y un centro donde los fabricantes de coches y de componentes, proveedores de software, operadores y empresas de nueva creación, tengan total libertad para contribuir al desarrollo de vehículos de conducción autónoma.

Ha sido Utac Ceram la encargada de levantar este circuito de coches autónomos, un grupo privado francés fundado en 2013 que opera en los ámbitos de la movilidad terrestre: vehículos ligeros, camiones, vehículos agrícolas, vehículos militares, motocicletas o bicicletas.

También es propietario del circuito francés de Mortefontaine y su actividad de centra en pruebas de compatibilidad electromagnética, acústica, vibración, fiabilidad de resistencia, enlace a tierra, ensayos ADAS, pruebas de choque, fotometría o emisiones y contaminación.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir