Volvo V50

Noticias de Volvo V50 en Motorpasión

Volvo DRIVe es la denominación bajo la que Volvo comercializa sus modelos de consumo reducido, todos con motores diésel 1.6 con consumos de 4,4 o 4,5 litros (según el modelo), y emisiones de CO2 por debajo de los 120 g/km.

Hasta el momento podían diferenciar exteriormente por unas llantas aerodinámicas, pero Volvo ha querido ahora precisamente darles un toque deportivo gracias a la opción de los paquetes R-Design.

Las placas identificativas de DRIVe dan paso a las de R-Design, además de tener un nuevo frontal, llantas de 17 pulgadas y además cuentan con un pequeño espóiler trasero en los tres modelos: Volvo C30, Volvo S40 y Volvo V50.

Sin embargo, el cambio de vestido de los Volvo DRIVe trae un problema consigo: se pierden las mejoras aerodinámicas de la carrocería, como los paneles que cubrían el fondo o las llantas, como ya hemos dicho. Además los modelos R-Line no cuentan con el sistema Start/Stop.

En definitiva, da un pequeño paso de ahorrador a deportivo. Ni ahorrador ni deportivo, dirán algunos. Al menos mantiene un consumo muy contenido y una estética diferenciada.

En Motorpasión | Volvo R-Design: acabados deportivos para C30, S40 y V50

Inicio