Compartir
Publicidad

La versión más deportiva del Skoda Karoq se llama Sportline y se estrena con un motor gasolina de 190 CV

La versión más deportiva del Skoda Karoq se llama Sportline y se estrena con un motor gasolina de 190 CV
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recién revelado el Škoda Karoq Scout, que se mostrará oficialmente en el Salón de París 2018, la marca checa devela una nueva variante del sucesor del Škoda Yeti que también hará su presentación oficial en la muestra gala. Se trata del lado más deportivo del SUV compacto, bautizado como Škoda Karoq Sportline y que cuenta con detalles estéticos y de equipamiento exclusivos, además de una gama específica de motores.

Pese a que no aglutinan el mayor porcentaje del pastel en lo que a ventas se refiere, un 18% en el primer trimestre de 2018 respecto al 34% que acapara su modelo superventas, el Octavia, Škoda sigue ampliando su gama SUV entorno a dos modelos: el Kodiaq y su hermano compacto Karoq. El primero ya contaba con versiones Scout y Sportline y la misma estrategia han querido seguir con el Karoq para esta segunda mitad de 2018.

Así, ambas versiones completan la familia de su todocamino compacto, siendo esta versión deportiva la última en llegar. Las dos serán las principales protagonistas en el stand del fabricante checo en París, que abre sus puertas el 4 de octubre.

Cuatro motores: dos gasolina y dos diésel

Skoda Karoq Sportline

Empezando por la gama mecánica, la gran novedad del Škoda Karoq Sportline es el propulsor gasolina 2.0 TSI de 190 CV, que se ofrece de forma exclusiva en esta nueva variante. No obstante, otros tres motores acompañan al más prestacional de los motores de la gama. La versión de acceso la encontramos en el 1.5 TSI de 150 CV, también gasolina, mientras que otros dos motores diésel de idéntica potencia estarán presentes: el 2.0 TDI de 190 CV y el 2.0 TDI de 150 CV.

Las versiones más potentes de 190 CV, se ofrecen de serie con el cambio automático de siete velocidades y doble embrague DSG, estando disponible de forma opcional para los dos propulsores de 150 CV. Por su parte, todas las versiones cuentan con la posibilidad de incorporar opcionalmente tracción total.

Parece que Škoda, como ocurre con otras marcas del grupo Volkswagen, se resiste a abandonar las mecánicas diésel pese a su actual demonización. Un movimiento arriesgado teniendo en cuenta que no son pocos los gobiernos y estados que están dando vueltas a su prohibición.

Acentos deportivos

Skoda Karoq Sportline

Pasando al plano estético, el Škoda Karoq Sportline se diferencia de la variante convencional en diferentes detalles exclusivos, como es el caso de las nuevas defensas deportivas, que visten en el mismo color la carrocería y que, en el caso de los frontales, incluyen la denominación Sportline.

Además, dos diseños específicos de llantas, en tonalidad negra, estarán disponibles en el el Karoq Sportline: las de aleación de 18 pulgadas en acabado Mytakas y las pulidas de 19 pulgadas con denominación Vega. Las barras de techo también van pintadas en negro, además.

En el habitáculo encontramos asimismo detalles diferenciadores, como los asientos deportivos en tela Thermoflux permeable al aire de tres capas, en negro y en contraste con las costuras en plateado. De igual manera, se incluye un volante multifunción de corte sport en cuero negro perforado, pedales con detalles en acero inoxidable, el color negro que viste el techo y los pilares o el paquete LED que incluye iluminación ambiental.

Más digital

Skoda Karoq Sportline

En lo que respecta al equipamiento, el Škoda Karoq Sportline ofrece la posibilidad de incorporar el cuadro de instrumentación completamente digital: el Virtual Cockpit, con varios modos de visualización configurables.

Además, el Karoq Sportline dispone de un módulo LTE con tecnología 4G que le convierte en un punto de acceso Wi-Fi. De igual manera, la variante deportiva del SUV compacto incluye varios modos de conducción seleccionables desde la consola y dos opciones de configuración para el control de estabilidad electrónico ESC.

La filosofía 'Simply Clever' de Škoda no podía faltar en la mirada más sport del Karoq, aunque todas ellas son opcionales. Entre ellas destaca la puerta eléctrica del maletero, la opción 'manos libres' para su apertura deslizando el pie bajo el paragolpes trasero, compartimentos portaobjetos adicionales para los asientos delanteros y la consola central o un soporte para dispositivos multimedia. Para conocer su precio tendremos que esperar a su lanzamiento oficial en el mercado español.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio